Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

martes, 30 de junio de 2009

Diálogos

Douglas Adams

- ¿Y qué dijo ella?
- Me dio otra pedrada en la cabeza.
- Me parece que puedo confirmar que era mi hija.
- Una niña muy tierna.
- Hay que conocerla.
- ¿Llega a ablandarse?
- No, pero uno llega a saber cuándo agacharse.

lunes, 29 de junio de 2009

De lo que sucedió en la tienda del señor y la señora Bagminton y los misteriosos caramelos que allí se vendían.

Todo empezó una lúgubre tarde otoñal, en cuando el Sol se transvestía de colores naranjas, los niños salían de los colegios de la zona, dispuestos a volver a sus hogares a pasar la noche protegidos . Pero su viaje nunca podía evitar la parada de la Prodigiosa Tienda de Golosinas y Caramelos del Señor y la Señora Bagminton.

No se sabía mucho... de hecho no se sabía nada sobre La Señora Bagminton pero si sobre su marido.El Señor Bagminton, no era, ni de lejos lo que cualquier niño se podria esperar del dueño de una tienda de golosinas. Era un señor viejo y gruñon, que siempre maldecía las tartas y los bastones. Su cara era estirada y llena de arrugas, y su carácter era estirado y lleno de amargura. Nunca era simpático con los clientes pese a tener el establecimiento más bonito de toda la villa.

James, un chiquillo de 7 años recien cumplidos recorría las calles con su amiga inseparable Miley de la misma edad. Cuando pasaron cerca de la tienda ella dijo :

-Yo creo que lo que pasa es que en realidad el señor Bagminton está triste.-

James, muy sorprendido respondió a su amiga : ¿Pero como puede estar triste si vive rodeado de golosinas?

Miley entornó los ojos y respondió con un suspiro de suficiencia : No lo sé, pero la cuestión es que está triste.

Ambos entraron en la tienda. Era un lugar bellísimo, donde en cada rincón se podía localizar un color diferente así como una forma que podía ser cualquier cosa, era pura fantasía en tarros de cristal delicados tales orbes aristotélicos. Infinita mágia a cargo del señor Bagminton que estaba sentado tras el mostrador, pero no con su expresión habitual, si no con una cara de tristeza y desasosiego insolita en él. Los niños cogieron unas barras rojas de regaliz muy elásticas y se dispusieron a pagar. Pero Miley tuvo que preguntar:

-¿Le pasa algo señor?-

El hombre bajó los ojos intentando esquivar la mirada de la niña.

-Hoy se cumplen nueve años de la tragedia que transtornó al señor Bagminton.- Dijo una silueta sombría y alargada que acababa de cruzar el umbral de la tienda, en su traje con capa y sombrero de copa, pareciendo un mago. Al verlo el hombrecillo quedó en shock.

- ¿Quien es usted? - Parecía evidente la inocente pregunta.

El anciano respondió : El es nada más y nada menos que La Lámpida de Voltaire. Aparece cada año para recordar a las personas las penas que las atormentan. Está aquí por lo que pasó hace ya 10 años pese a que el cuente nueve.

Una noche nos llegó una caja de caramelos nuevos, muy modernos, de sabores exóticos como culo de mono, o chorizo veneciano. Y cuando salieron a la venta tuvieron mucho éxito, aunque lo que nadie sabía era que eran venenosos. La tienda la abrió mi difunta mujer, no yo. Yo odio los caramelos,pero incluso mi querida Marie tomó uno de esos endiablados dulces, y tantos niños como tomaron el caramelo murieron. - Echó a llorar.

- Así es señor Bagminton, nunca jamás escaparán de su cabeza las victimas del Melotrón.- respondió la silueta misteriosa.

-Yo fui una victima, y si no lo fui, lo soy.- Y tomó un caramelo de colores vistosos posado encima de la mesa. El hombre cayó desplomado tirando unas cajas que le dejaron recubierto de dulces de colores en su lecho de muerte.

Al cabo de unas semanas, el simpático cuñado del señor Bagminton tomó los mandos del local y todo volvió a la normalidad. Pero, al cabo de un año...

From http://www.fotolog.com/tokyohyperballad

Informe sobre la Tierra: Fundamentalmente Inofensiva

Douglas Adams

http://209.85.229.132/search?q=cache:YCsnf5t2grgJ:www.libros.freewww.info/libros/A/Adams,%2520Douglas%2520-%2520Informe%2520Sobre%2520la%2520Tierra.pdf+informe+sobre+la+tierra:+fundamentalmente+inofensiva&cd=3&hl=es&ct=clnk

Pesadilla en Abbey Road: Falta de información

San Pedro, detrás de un montón de papeles atrasados, le dedicó el tipo de mirada que sólo alguien que lleva toda la eternidad realizando una tarea que ya al principio le parecía burda y repetitiva y que ha descubierto que los años no le ofrecían un nuevo punto de vista sabría dedicar.
- Ya le he dicho -dijo de forma brusca- que usted no ha hecho nada tan bueno como para ganarse el Cielo ni nada tan malo como para condenarse al Infierno.
Como no era una respuesta que, en el fondo, diese demasiada información, Arthur volvió a preguntar.
- Y ahora, ¿qué? ¿al Limbo?
- Normalmente, así sería. Pero mi nuevo sucesor ha dicho que no existe, por lo que...
- ¿Qué?
- Puede escoger entre entrar al Cielo o al Infierno -dijo, como si la cuestión requiriese pensar demasiado.
Como a nadie le gusta estar solo, escogió la segunda opción.
Cuando el Infierno se materializó delante suya, lo hizo de una forma estruendosa y cara, que de haber sido suprimida podría haber alimentado a todo el Tercer Mundo durante lo que queda hasta el día del Juicio.
Lo hizo de la forma más horrible y despiadada que algún ser con dos dedos de frente podría haber imaginado.
Todo seguía igual.
Era una sensación desconcertante, los ríos de lava parecían haberse convertido en una autopista de ocho carriles alrededor de la cual habían proliferado las estaciones de servicio.
Había muerto allí, en la cuneta. Ahora mismo no recordaba cómo, pero el hecho de haberse materializado en el lugar exacto de su muerte le ofrecía una línea de pensamiento curiosa que seguir.
Una vez terminado el recuento, podía afirmar dos cosas; (a) él se había materializado allí entero, por supuesto. También, por lo que podía recordar, había muerto entero, físicamente hablando.
Y (b) no sabía qué pasaba en caso de no haber muerto entero. Es decir, suponiendo que allí en el Cielo la gente se materializase entera y detrás de unas Puertas de San Pedro convenientemente cerradas, podría entenderse un final lógico para esa gente.
Pero de todas formas, si un terrorista islámico se hacía volar por los aires y (¡diantre!) era condenado al Infierno, ¿cómo demonios iba a materializarse?
Y, aún más importante, ¿ésas eran bolsas de ganchitos?
Se levantó: aún conservaba la fuerza motriz.
Adelantó un pie, luego el otro. Luego volvió a adelantar el primero, y reconocío en eso una forma de desplazamiento extrañamente eficiente.
Caminó, con el estómago vacío, hacia una estación de servicio, y así entró en las tierras baldías.

domingo, 28 de junio de 2009

A la ciencia

Edgar Allan Poe

¡Oh Ciencia! tu eres la verdadera hija del viejo tiempo, tu, cuya mirada indiscreta transforma todas las cosas! ¿Por qué haces tu presa del corazón del poeta, oh buitre, cuyas alas son las sombrías realidades? ¿Cómo podría él amarte? Como te creería sabia si no has querido dejarlo vagar en sus ensueños en busca de tesoros en el seno de los cielos constelados, por más de que hasta allí subiera con ala intrépida? ¿No has arrancado Diana a su carro, y obligado a las hamadriadas de la selva a buscar un asilo en alguna otra estrella más feliz? ¿No has sacado a la náyade de su ola, al elfo de su pradera verde y a mí mismo no me has arrebatado mi sueño estival bajo los tamarindos!

viernes, 26 de junio de 2009

Tito Neal

Neal Stephenson

Los planes de negocios de Avi tienden a seguir esta línea:
MISIÓN: En [nombre de la compañía] creemos firmemente que [hacer lo que sea que queremos hacer] e incrementar el valor de nuestras acciones no son sólo actividades complementarias: están inextricablemente relacionadas.
PROPÓSITO: Incrementar el valor accionarial [haciendo algo]
ADVERTENCIA EXTREMADAMENTE SERIA: (impresa en una página distinta con letras rojas sobre fondo amarillo): A menos que sea tan inteligente como Johann Karl Friedrich Gauss, tan astuto como un limpiabotas ciego de Calcuta, tan duro como el general William Tecumseh Sherman, tan rico como la Reina de Inglaterra, tan emocionalmente resitente como un fan de los Red Sox y, en general, tan capaz de tomar decisiones por sí mismo como el comandante medio de un submarino cargado con misiles nucleares, no se le debería haber permitido acercarse a este documento. por favor, deshágase de él empleando los mismos procedimientos recomendados para los desechor radiactivos de alto nivel y luego disponga que un cirujano cualificado le ampute los brazos a la altura de los hombros y le saque los ojos de las cuencas. Esta advertencia es necesaria porque en una ocasión, hace cien años, una viejecita de Kentucky invitió cien dólares en una compañía de artículos de mercería que quebró y sólo le devolvió noventa y nueve. Desde entonces, el gobierno nos viene pisando los talones. Si ignora esta advertecia, siga leyendo por su cuenta y riesgo; es completamente seguro que perderá todo lo que posee y pasará las últimas décadas de su vida luchando con las hordas de termitas en una colonia de letrosos del delta del Mississipi.
¿Sigue leyendo? Genial. Ahora que hemos asustado a los debiluchos, sigamos con los negocios.
[...]
DETALLE:
Fase 1: Después de prestar votos de celibato y abstinencia y desechando todas nuestras posesiones materiales a cambio de túnicas fabricadas a mano, nosotros (ver currículos adjuntos) nos trasladaremos a un modesto complejo improvisado con cajas de refrigerados en medio el desierto del Gobi, donde el terreno es tan barato que en realidad nos pagan por ocuparlo, incrementando de esa forma el valor accionarial incluso antes de haber hecho nada. Alimentándonos con una ración diaria consistente en un puñado de arroz crudo y un cucharón de agua, comenzaremos a [hacer cosas].
Fase 2, 3, 4, ..., n-1: Nosotros [haremos más cosas, aumentando en el proceso accionarial a muy buen ritmo] a menos que [la tierra sufra el impacto de un ateroide de miles de millas de diámetro, en cuyo caso tendrán que reajustar ciertas suposiciones; ver hojas de cálculo 397-413].
Fase n: Antes de que se seque la tinta de nuestros certificados el Premio Nobel, confiscaremos las propiedades de nuestros competidores, incluyendo a cualquiera lo suficientemente estúpido para invertir en sus patéticas compañías. Venderemos a esa gente como esclavos. Las ganancias serán redistribuidas entre los accionistas, que apenas lo notarán, porque como demuestra la hoja de cálculo 265, para entonces la compañía será mayor que el Imperio Británico en su cenit.
[...]
CURRÍCULOS: Limítese a recordar el primer rollo de Los siete magníficos y no tendrá que molestarse con esta parte; tendrá que venir arrastrándose hasta nosotros sobre manos y rodillas y rogar por el privilegio de pagar nuestros salarios.

domingo, 21 de junio de 2009

Episodios inquietantes: Ortografía

٥נ$є dice:
aunqe binimos antes de tiempo porqe calleron cuatro gotas y el mar se ajito

Hola, mi nombre de stripper es Lacy GlitterSpank, pero soy Tomás the Zombie Baby Eating Alcoholic Writter dice:
vaya...

martes, 9 de junio de 2009

Erinnerung (Remembrance)

Rainer Maria Rilke

Und du wartest, erwartest das Eine,

das dein Leben unendlich vermehrt;
das Mächtige, Ungemeine,
das Erwachen der Steine,
Tiefen, dir zugekehrt.
Es dämmern im Bücherständer
die Bände in Gold und Braun;
und du denkst an durchfahrene Länder,
an Bilder, an die Gewänder
wiederverlorener Fraun.
Und da weisst du auf einmal: das war es.
Du erhebst dich, und vor dir steht
eines vergangenen Jahres
Angst und Gestalt und Gebet.



Esperas, esperas lo único, lo grandioso
que enriquezca tu vida,
lo poderoso, lo fuerte
el despertar de las piedras
la profundidad abierta a tus ojos.
Sonámbulos en el estante,
los tomos en oro y marrón;
y piensas en los países atravesados,
en imágenes, en los vestidos
de mujeres ya desaparecidas.

Y de repente lo sabes: esto lo era.
Te levantas y delante de ti
está el miedo, la imagen y la oración
de un año pasado.

domingo, 7 de junio de 2009

Tito Neal

Neal Stephenson


La cadena de la bicicleta de Turing tiene un eslabón débil. La rueda trasera tiene un radio doblado. Cuando el eslabón y el radio entren en contacto, la cadena se romperá y caerá sobre la carretera. No sucederá a cada vuelta; en caso contrario la bicicleta sería completamente inútil. Sólo sucede cuando el eslabón y la rueda entran en cierta posición relativa.

Basándose en suposiciones razonables respecto a la velocidad que el doctor Turing puede mantener, un ciclista enérgico (digamos, 25km/h) y el radio de la rueda trasera de la bicicleta (un tercio de metro), si el eslabón débil golpease contra el radio doblado a cada vuelta, la cadena se caería cada tercio de segundo.

De hecho, la cadena no cae a menos que el radio doblado y el eslabón débil coincidan. ahora, supongamos que describimos la posición de la rueda trasera usando la θ habitual. Por simplificar, digamos que cuando la rueda empieza en la posición donde el radio doblado es capaz de golpear el eslabón débil (aunque sólo si el eslabón débil está ahí para ser golpeado) entonces θ=0. Si usas grados como unidades, durante una revolución completa de la rueda θ llegará hasta unos 359 grados antes de volver a 0, en cuyo punto el radio doblado volverá a estar en posición de golpear la cadena. Y ahora supongamos que describes la posición de la cadena con la variable C de la siguiente forma muy simple: asignas un número a cada eslabón de la cadena. El eslabón débil tiene el número 0, el siguiente el 1, y a continuación, hasta l-1 donde l es el número total de eslabones de la cadena. Una vez más, para simplificar, digamos que cuando la cadena se encuentra en la posición donde el eslabón débil es capaz de golpear el radio doblado (aunque sólo si el radio doblado está ahí para ser golpeado) entonces C=0.

Entonces, para intentar descubrir cuándo caerá la cadena de la bicicleta del doctor Turing, todo lo que precisamos saber sobre la bicicleta está contenido en los valores de θ y C. Ese par de números define el estado de la bicicleta. La bicicleta tiene muchos estados posibles, y puede haber muchos valores diferentes de (θ,C) pero sólo uno de esos estados, el (0,0), es el que hará que la bicicleta caiga.

Supongamos que empezamos en ese estado, es decir, con (θ=0,C=0), pero la cadena no ha caído porque el doctor Turing (conociendo muy bien el estado de su bicicleta en un momento dado) se ha detenido en medio de la carretera (casi provocando una colisión con su amigo y colega Lawrence Pritchard Waterhouse, porque la máscara antigás le bloquea la visión periférica). El doctor Turing ha tirado de la cadena hacia un lado mientras la adelanta ligeramente, evitando así que golpee el radio doblado. Ahora vuelve a subirse a la bicicleta y sigue pedaleando. La circunferencia de la rueda trasera es de unos dos metros, así que cuando se ha trasladado unos dos metros sobre la carretera, la rueda ha dado una vuelta completa y ha alcanzado de nuevo la posición θ=0, siendo ésa la posición, recuerden, en a que el radio doblado está en posición para golpear el eslabón débil.

¿Qué hay de la cadena? Su posición, definida por C, comienza en 0 y llega a 1 cuando el siguiente eslabón se traslada a la posición fatal, luego a 2 y así sucesivamente. La cadena debe moverse en sincronía con los dientes del engranaje en el centro de la rueda trasera, y ese engranaje tiene n dientes, por lo que después de una revolución completa de la rueda trasera, de nuevo θ=0, C=n. Después de una segunda vuelta completa de la rueda trasera, de nuevo θ=0 pero ahora C=2n. En la siguiente C=3n y así sucesivamente. Pero hay que recordar que la cadena no es infinita sino un bucle con sólo l posiciones; en C=l vuelve a C=0 y repite el ciclo. Por lo que al calcular el valor de C es necesario realizar aritmética modular, es decir, si la cadena tiene un centenar de eslabones (l=100) y el número total de eslabones que han sido desplazados es 135, entonces el valor de C no es 135 sino 35. Cuando tienes un número superior o igual a l, restas repetidamente l hasta que obtienes un número menor que l. Los matemáticos escriben esta operación como mod l. Por lo tanto, los valores sucesivos de C, cada vez que la rueda trasera da una vuelta hasta θ=0, son:

C1=n mod l, 2n mod l, 23 mod l,..., in mod l

donde i = (1, 2, 3, ... hasta infinito)

más o menos, dependiendo de cuanto tiempo quiera Turing seguir pedaleando en su bicicleta. Después de un rato, a Waterhouse ya le parece infinitamente largo.

La cadena de la bicicleta de Turing se caerá cuando la bicicleta alcance el estado (θ=0, C=0) y visto lo escrito anteriormente, eso sucede cuando i (que no es más que un contador que indica cuantas vueltas ha dado la rueda trasera) alcanza algún valor hipotético tal que in mod l=0, o, para explicarlo claramente, sucederá si hay algún múltiplo de n (como, oh, 2n, 3n, 395n o 109.948.368.443n) que resulte también ser un múltiplo de l. En realidad, puede haber muchos de esos llamados múltiplos comunes, pero desde un punto de vista práctico el único que importa es el primero –el mínimo común múltiplo, o MCM- porque ése será el que se alcance primero y el que hará caer la cadena.

Si, digamos, el engranaje tiene veinte dientes (n=20) y la cadena tiene cien eslabones (l=100), entonces después de un giro de la ruede tenemos C=20, después de dos C=40, luego 60, luego 80 y finalmente 100. Pero como tomamos el módulo aritmético, ese valor debe cambiarse por 0. Por tanto, después de cinco vueltas de la rueda trasera, hemos llegado al estado (θ=0, C=0) y la cadena de Turing caerá. Cinco revoluciones de la rueda trasera sólo le harán avanzar diez metros, y por tanto, con esos valores de l y n la bicicleta es prácticamente inútil. Claro está, todo eso es cierto si Turing es tan estúpido como para empezar a pedalear con la bicicleta en el estado-que-hace-caer-la-cadena. Si, en el momento de empezar a pedalear, se encuentra en su lugar en el estado (θ=0, C=1), entonces los calores subsiguientes serán C=21, 41, 61, 81, 1, 21... y así sucesivamente; la cadena nunca se caerá. Pero se trata de un caso degenerado, donde “degenerado” tiene el significado de “enojosamente aburrido”. En teoría, siempre que Turing ponga su bicicleta en el estado correcto antes de aparcarla fuera del edificio, nadie podrá robársela; la cadena se caerá apenas después de haber avanzado diez metros.

Pero si la cadena de Turing tiene ciento y un eslabones (l=101) y después de cinco revoluciones tenemos C=100, y después de seis tenemos C=19, luego

C=39, 59, 79, 99, 18, 38, 58, 78, 98, 17, 37, 57, 77, 97, 16, 36, 56, 76, 96, 15, 35, 55, 75, 95, 14, 34, 54, 74, 94, 13, 33, 53, 73, 93, 12, 32, 52, 72, 92, 11, 31, 51, 71, 91, 10, 30, 50, 70, 90, 9, 29, 49, 69, 69, 89, 8, 28, 48, 68, 88, 7, 28, 48, 68, 88, 7, 27, 47, 67, 87, 6, 26, 46, 66, 86, 5, 25, 45, 65, 85, 4, 24, 44, 64, 84, 3, 23, 43, 63, 83, 2, 22, 42, 62, 82, 1, 21, 41, 61, 81, 0

Así que no será hasta la revolución 101 de la rueda trasera que la bicicleta vuelva al estado (θ=0, C=0) cuando cae la cadena. Durante ese centenar más uno de vueltas, la bicicleta de Turing ha recorrido un quinto de kilómetro, que no está mal. Así que la bicicleta se puede usar. Sin embargo, al contrario que en el caso degenerado, no es posible situar la bicicleta en un estado tal que la cadena nunca caiga. Tal cosa puede demostrarse repasando la lista anterior de valores de C y comprobando que todo posible valor de C, todo posible valor entre 0 y 100, está en la lista. Eso significa que no importa en qué valor esté C cuando Turing empieza a pedalear, tarde o temprano llegará al C=0 fatal y la cadena caerá. Por tanto, Turing puede dejar la bicicleta en cualquier sitio con la confianza de que, si la roban, no recorrerá más de un quinto de kilómetro sin que a cadena se caiga.

La diferencia entre el caso degenerado y el caso no degenerado está relacionada con las propiedades de los números implicados. La combinación de (n=20, l=100) tiene propiedades radicalmente diferentes con respecto a (n=20, l=101). La diferencia principal es que 20 y 101 son “primos relativos”, lo que significa que no tienen factores comunes. Eso significa que su MCM es un número grande –de hecho, es igual a l x n =2020. Mientras que el MCM de 20 y 100 es sólo 100. La bicicleta l=101 tiene un periodo largo –pasa por muchos estados diferentes antes de volver al principio-, mientras que la bicicleta l=100 tiene un periodo de unos pocos estados.

Total Eclipse Heart (Literal Video Version)

Música ochentera y letras sin sentido.


viernes, 5 de junio de 2009

Constitución de mi alianza en Ikariam, por El Fiscal y por mí

UNITAS • AEQUALITAS • LIBERTAS

Preámbulo.
Considerando que la ignorancia, el desprecio o la negligencia de las leyes fundamentales son las únicas causas de las calamidades públicas y la corrupción de los gobiernos, se ha resuelto a exponer en solemne Constitución estas leyes fundamentales.
Para que los actos de los poderes legislativo y ejecutivo del gobierno, pudiendo ser confrontados en todo momento para los fines de las instituciones políticas, puedan ser más respetados, y también para que las aspiraciones futuras de los ciudadanos, al ser dirigidas por principios sencillos e incontestables, puedan tender siempre a mantener la Constitución y la felicidad general.
Por esa razón, nos reunimos en presencia del Ser Supremo y reconocemos y declaramos la siguiente constitución.


Artículo 1. Alianzas Unidas es una alianza de alianzas, con un proyecto común y plural, y un sistema de gobierno parlamentario y democrático. El objetivo de Alianzas Unidas, progresar y superarse, convirtiéndose en una entidad moderna y avanzada, tanto en lo material como en lo espiritual. Todos los miembros tienen los derechos y deberes prescritos en esta Constitución, sin distinción de origen, tamaño, o situación geográfica. La base de Alianzas Unidas es la cooperación y el respeto. Todos los miembros deben cooperar de manera que respondan como un solo miembro, y respetarse como si fueran el mismo miembro.

Artículo 2. Todos los miembros tienen derecho a la existencia, propiedad de bienes y ciudades, al honor, y a la libertad de expresión de sus opiniones, mientras no atenten contra estos derechos en otros miembros.

Artículo 3. El gobierno de Alianzas Unidas recae sobre una serie de magistraturas o cargos políticos, cuyas funciones, temporalidad y forma de elección varían. Estas magistraturas son: Líder; Ministro del Interior; Diplomático, General, Supervisor de Desarrollo, Fiscal y Jefe de Inteligencia.

Artículo 4. El Líder es una magistratura vitalicia y no electiva, a menos de que el Líder decida dimitir y nombrar sucesor o someter el proceso sucesorio a votación. Tiene la máxima potestad sobre todos los asuntos de la alianza, además de ser el único con la capacidad de poder declarar la guerra, dar luz verde a las conversaciones de paz, firmar la paz y proclamar el Estado de Excepción. En caso de ausencia del Líder, y de máxima urgencia, esta capacidad recaerá sobre el Ministro del Interior, aunque luego deberá rendir cuentas al Líder de las elecciones tomadas. El Líder tiene poder de veto contra cualquier otro cargo político y sus decisiones.

Artículo 5. Ministro del Interior, Diplomático, General, Supervisor de Desarrollo y Fiscal son magistraturas temporales y electivas. La legislatura de cada una durará un mes. Las funciones de estas magistraturas son las siguientes:

-Ministro del Interior: Aceptación o expulsión de miembros, previo consentimiento del Líder; coordinación de los asuntos e intercambios internos. En caso de ausencia del Líder en un periodo de urgencia, o de que el propio Líder haya declarado el Estado de Excepción. adquiere la potestad del Líder para poder declarar la guerra, treguas, dar luz verde a las conversaciones de paz, firmar la paz y proclamar el Estado de Excepción.

-Diplomático: Coordina las conversaciones diplomáticas con otros países y alianzas. En periodo de paz, puede iniciar y cerrar estas negociaciones. En periodo de guerra o de excepción, no.

-General: En tiempo de paz, coordina el desarrollo militar de la alianza, en tiempo de guerra es el comandante máximo de todos los ejércitos de la Alianza. Él dirá por dónde atacar y cuándo. Tiene el poder para, en tiempo de paz, ordenar la realización de ataques preventivos siempre que estén justificados por un ataque militar enemigo cierto e inminente (y que no haya sido provocado), y las operaciones se reducirán a la neutralización de la amenaza enemiga. También en caso de guerra, aunque no puede declarar la paz, si puede declarar una tregua mientras se espera la decisión de los miembros y la declaración del Líder.

-Supervisor de Desarrollo: Vigila el crecimiento interno de los miembros de la Alianza y tiene la obligación de velar por los jugadores inactivos, anunciándolo al Líder tras un plazo de tres días de vigilia. Si en ese tiempo no se ha conectado el hipotético jugador, será expulsado.

-Fiscal: Vela por el cumplimiento de las leyes. Es decir, que cada uno cumpla su función satisfactoriamente, y sin usurpar las funciones de los demás. En caso de ser así, tiene el poder de lanzar una moción de censura contra la magistratura que incumpla con su deber. Además, tiene la función de Defensor del Pueblo. Los miembros de la Alianza que tengan quejas por algún motivo en particular pueden dirigirlas al Fiscal, quien tendrá la obligación de cerciorarse de la veracidad de la acusación y dar una respuesta.

Artículo 6. El Jefe de Inteligencia es elegido por el Líder; y su legislatura es permanente, a menos de que dimita o sea depuesto por el Líder. Debe ser una persona de confianza que coordinará y dirigirá las operaciones de los servicios de inteligencia, así como la información reservada.

Artículo 7. Las elecciones se llevarán a cabo durante un período de tiempo prefijado [una semana]; y se realizarán del siguiente modo: [Se presentan las candidaturas, tres por magistratura, y se someterá a votación de todos los miembros]. Pensando que en el futuro se podría realizar un aumento de la actividad política, este sistema quizá quede obsoleto (por ejemplo, si se presentan cinco personas para el mismo puesto, y solo pueden someterse a votación tres, se tendrá que diseñar un sistema para o, incluirlos a los cinco, o justificar la eliminación de los dos sobrantes); por lo que el texto incluido entre corchetes - [] - es enmendable. Las enmiendas deberán votarse y ratificarse igual que la Constitución.

Artículo 8. La moción de censura la puede presentar el Fiscal o, en su defecto, cinco miembros de la alianza (en cuyo caso debe ser aprobada o por el Fiscal, o por el Lider); y debe estar bien argumentada. Una vez aprobada, se someterá a votación durante tres días. Presentada una moción, si tiene éxito, el Líder nombrará a una persona que ejerza la magistratura hasta las elecciones, y si no, no se podrá volver a presentar ninguna moción contra ese cargo durante el resto de la legislatura.

Artículo 9. En estado de guerra o de excepción, si un miembro se negase injustificadamente a cumplir con las instrucciones, se debería parlamentar con él y conocer sus motivos. Si no hay motivos justos; es decir, que la falta de cooperación se debe a un deseo expreso de no cooperar con los aliados, se podrá abrir contra él un Consejo de Guerra (lo instruirá el Fiscal a petición del Líder), los cargos políticos serán el jurado (exceptuando si el acusado es uno de ellos, en cuyo caso no participará, lógicamente, como jurado), y el Líder establecerá la sanción. En todo momento queremos recordar que la benevolencia, la tolerancia y la comprensión deben regir las relaciones dentro de la alianza, por lo que la diligencia establecida en este artículo se plantea como último recurso.

Artículo 10. Los miembros de la alianza deberán dar preferencia comercial y cultural a los miembros de la alianza. Es decir, en las mismas condiciones, uno debe comerciar con un miembro de la alianza antes que con un externo, y debe intercambiar tratados de bienes culturales antes con un miembro de la alianza.

miércoles, 3 de junio de 2009

La Caída de Hyperión

John Keats

Tienen los locos sueños donde traman
elíseos de una secta. Y el salvaje
vislumbra desde el sueño más profundo
lo celestial. Es lástima que no hayan
transcrito en una hoja o en vitela
las sombras de esa lengua melodiosa
y sin laurel transcurran, sueñen, mueran.
Pues sólo la Poesía dice el sueño,
con hermosas palabras salvar puede
a la Imaginación del negro encanto
y el mudo sortilegio. ¿Quién que vive
dirá: "no eres poeta si no escribes
tus sueños"? Pues todo aquel que tenga alma
tendrá también visiones y hablará
de ellas si en su lengua es bien criado.
Si el sueño que propongo lo es de un loco
o un poeta tan sólo se sabrá
cuando mi mano repose en la tumba.

Soñé que en un lugar estaba donde
palmera, haya, mirto, sicomoro
y plátano y laurel formaban bóvedas
cerca de manantiales cuya voz
refrescaba mi oído y donde el tacto
de un perfume me hablaba de las rosas.
Vi un árbol de boscaje recubierto
por parras, campanillas, grandes flores (...)