Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

viernes, 30 de octubre de 2009

La Columna del Odio: RAE

No, no se trata de una columna dedicada a la Real Academia Española, que no deja de demostrarme que conozco más palabras que la mayoría de monos pseudo-analfabetos que me rodean, sino a la entrega de premios al Rendimiento Académico excelente.
Era lunes, con todo lo que eso implica: inicio de la semana laboral, clases hasta las tres y esa maldita sensación de acabar de salir de la novena esfera del Paraíso para adentrarse en el noveno círculo del Infierno.
La cosa no mejoró cuando los autores de mis días, en un futil intento por hacer valer sus derechos paternos, quisieron acompañarme a la entrega. Pero en una maniobra táctica digna de Cannas -y no exagero ni un millón de ápices-, salí corriendo para esconderme en la casa de Parmenio/Shinsajo Remon.
Por supuesto, eso implicó que él vendría conmigo para saciar su ansia fotográfico-estética, y se dedicaría a sacar fotos de todo cuanto pudiera demostrar ser gratificantemente indie.
Tras parafrasear a Isabel Coixet un par de veces, llegamos al Conservatorio de música, lugar en el que se suponía debían entregarnos nos excelsos premios a la excelencia -a partir de ahora, excelentísimo señor.
Y se suponía bien.
La ceremonia, tras encontrar a los dos interfectos de mi instituto que también recibían reconocimiento, se sucedió entre lacrimógenos discursos de políticos más lacrimógenos aún. Pronto comenzaron a llamar a los ganadores del premio al esfuerzo (nótese la diferencia entre ellos, que aún esforzándose, no reciben premios a la excelencia, y yo, que sin esforzarme sí los recibo).
Aunque al final la diferencia entre ambos premios era nula: un diploma, un libro, y un llavero.
Bien, lo último era desquiciante. Un bolígrafo, como mínimo, sirve de algo: incita a estudiar. Un llavero con el escudo de la autonomía a lo más que incita es a la apátrida concepción de los -en mala hora- compatriotas.
Tras eso, el verdadero premio. Un conservatorio de música sin música no es un conservatorio de música. Aunque sí que es un conservatorio de música sin música, pero ni es el caso ni viene al caso.
Tres piezas, de las cuales debo destacar la segunda. La reconocí por el nombre, ya que sale en la banda sonora de El Padrino III: Preludio de la Caballeria Rusticana, de Pietro Mascagni.
Luego, todo fue convite (del que huí) y gente (de la que también huí).
Una naranjada y una croqueta más tarde, estaba de vuelta en casa.

jueves, 29 de octubre de 2009

In taberna quando sumus

In taberna quando sumus
non curamus quit sit humus,
sed ad ludum properamus,
cui semper insudamus.
Quid agatur in taberna,
ubi nummus est pincerna,
hoc est opus ut queratur,
si quid loquar, audiatur.

Quidam ludunt, quidam bibunt,
quidam indiscrete vivunt.
Sed in ludo qui morantur,
ex his quidam denudantur
quidam ibi vestiuntur,
quidam saccis induuntur.
Ibi nullus timet mortem
sed pro Baccho mittunt sortem.

Primo pro nummata vini,
ex hac bibunt libertini;
semel bibunt pro captivis,
post hec bibunt pro captivis,
quater pro Christianis cunctis,
quinquies pro fidelibus defunctis,
sexies pro sororibus vanis,
septies pro militibus silvanis.

Octies pro fratribus perversis,
nonies pro monachis dispersis,
decies pro navigantibus,
undecies pro discordantibus,
duodecies pro penitentibus,
tredecies pro iter agentibus.
Tam pro papa quam pro rege
bibunt omnes sine lege.

Bibit hera, bibit herus
bibit miles, bibit clerus,
bibit ille, bibit illa,
bibit servus, cum ancilla,
bibit velox, bibit piger,
bibit albus, bibit niger,
bibit constants, bibit vagus,
bibit rudis, bibit magus.

Bibit pauper et egrotus,
bibit exul et ignotus,
bibit puer, bibit canus,
bibit presul et decanus,
bibit soror, bibit frater,
bibit anus, bibit mater,
bibit ista, bibit ille
bibunt centum, bibunt mille.

Parum sexcente nummate
Durant, cum immoderate
bibunt omnes sine meta.
Quamvis bibant mente leta,
sic nos rodunt omnes gentes,
et sic erimus egentes.
Qui nos rodunt confundantur
et cum iustis non scribantur.



Cuando estamos en la taberna,
no nos interesa donde sentarnos,
sino el apresurarnos al juego
que siempre nos hace sudar.
Lo que sucede en la taberna
es que el dinero se gasta;
más vale que preguntes antes,
si yo te lo digo, entonces escucha.

Algún juego, alguna bebida,
algo que disfruten unos y otros
de aquellos que se quedan a jugar.
Algunos están desnudos,
otros están vestidos,
y otros cubiertos con sacos.
Ninguno teme a la muerte,
y echan suertes en honor a Baco.

Una vez, por el tabernero
los hombres libres beben ansiosamente;
dos veces, beben por los cautivos;
luego, tres veces por la vida;
cuatro, por todos los cristianos;
cinco veces, por los mártires;
seis, por los hermanos enfermos;
siete, por los soldados en guerra.

Ocho veces, por los hermanos errantes;
nueve, por los monjes disgregados;
diez veces, por los navegantes;
once, por los desavenidos;
doce veces, por los penitentes;
trece veces, por los viajeros;
tanto por el Papa como por el rey
todos beben sin límite.

La señora bebe, el señor bebe,
el soldado bebe, el clérigo bebe,
el hombre bebe, la mujer bebe,
el esclavo bebe, la esclava bebe,
el hombre activo bebe, el indolente bebe,
el hombre blanco bebe, el negro bebe,
el perseverante bebe, el vago bebe,
el ignorante bebe, el sabio bebe.

El hombre pobre bebe y el invalido bebe,
el desterrado bebe, y el desconocido bebe,
el muchacho bebe, el anciano bebe,
el presidente bebe, el decano bebe,
la hermana bebe, el hermano bebe,
el viejo bebe, la madre bebe,
esta bebe, aquel bebe,
centenares beben, miles beben.

Seiscientas monedas son muy pocas
para que alcancen, cuando desenfrenados
e incesantes, todos están bebiendo.
Déjenlos beber cuanto quieran,
la gente los inoportuna tanto
a pesar de ser tan pobres.
Dejen que se confundan los inoportunos
y en justicia no figuren entre los probos.

sábado, 24 de octubre de 2009

Los Ocho Preferiría Que No...

1. Realmente preferiría que no actuaras como un imbécil santurrón que se cree mejor que los demás cuando describas mi tallarinesca santidad. Si alguien no cree en mí, no pasa nada. En serio, no soy tan vanidoso. Además esto no es sobre ellos así que no cambies de tema.
2. Realmente preferiría que no usases mi existencia como un medio para oprimir, subyugar, castigar, eviscerar, o... ya sabes, ser malo con los demás. Yo no requiero sacrificios, y la pureza es para el agua potable, no para la gente.
3. Realmente preferiría que no juzgases a las personas por su aspecto, o su forma de vestir, o de hablar, o... mira, sólo sé bueno, ¿vale? ¡Ah!, y que te entre en la cabeza: mujer = persona, hombre = persona, Samey = Samey. Ninguno es mejor que el otro, a menos que hablemos de moda claro, lo siento, pero eso se lo dejé a las mujeres y a algunos tipos que conocen la diferencia entre el verde mar y el fucsia.
4. Realmente preferiría que no te satisfagas con conductas que te ofendan a ti mismo, o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones. Respecto a cualquier otro que quiera objetar algo, creo que la expresión es "jódete", a menos que lo encuentren ofensivo, en cuyo caso pueden apagar el televisor y salir a dar un paseo, para variar.
5. Realmente preferiría que no desafiaras las ideas fanáticas, misóginas y de odio de otros con el estómago vacío. Come, luego ve tras los malditos.
6. Realmente preferiría que no construyeras iglesias/templos/mezquitas/santuarios multimillonarios a mi tallarinesca santidad cuando el dinero podría ser mejor gastado en (tú eliges):
1. Terminar con la pobreza.
2. Curar enfermedades.
3. Vivir en paz, amar con pasión, y bajar el precio de la televisión por cable.
Puedo ser un ser omnipresente de carbohidratos complejos, pero disfruto de las cosas sencillas de la vida. Debo saberlo, para eso YO SOY el creador.
7. Realmente preferiría que no fueras por ahí contándole a la gente que hablo contigo. No eres tan interesante. Madura ya. Te dije que amaras a tu prójimo, ¿no entiendes las indirectas?
8. Realmente preferiría que no le hicieses a los otros lo que te gustaría que te hiciesen a ti si te van las... ejem... las cosas que usan mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona también le gusta (según el nº4), entonces disfrutadlo, sacaos fotos, y por el amor de Mike ¡usad un PRESERVATIVO! En serio, es un pedazo de goma. Si no hubiera querido que lo disfrutarais al crearlo habría añadido púas, o algo.

Un test curioso

2.Cómo te llaman?: Julén, ese friki cabrón

3.Color preferido?: azul Prusia, marrón, negro...

5.Si fueras un digimon: sería mucho más feliz

6.Te cabe el puño entero en la boca?: este... nope xD

7.Estas enamorado/a?: el amor es el opio del pueblo xD

8.Qué letra del abecedario te parece más erótica?: la A

9.Por qué? aaaaaaaaaah xD (cejas, cejas)

10.Te follarías una cabra?: una cabra bonita?

11.Y si fueras una cabra?: entonces supongo que me follaría a una humana xD

12.Qué tres cosas te llevarías contigo a la casa de gran hermano? un lanzallamas, UN LANZALLAMAS... ¡Mi reino por un lanzallamas!
- Un ordenador y mi mal gusto.

13.Qué le echarías a una sangría?: ju...jujú...jujujujú... JUUUUJUJUJUJUJUJÚ!!!!!!

14.Cómo asesinarías al papa?: enseñándole un condón, seguro que le daba un infarto xD

15.Si tuvieran que amputarte una parte del cuerpo? la oreja, a lo Van Gogh

16.Y si te la tuviera que amputar tu mejor amigo de la infancia: mi cerebro, seguro que lo necesitaba

17.Si pudieras ser un Teletubie cual serias?: Lala... xDDDDD

18.El jamón a palo seco o con pan?: a palo seco, con un par xD

19.Que hacen un inglés, un francés, un español, tres gallinas y media tableta de turrón en un hotel a las 3:00 de un viernes? no sé, ¿comer?

20.Y crees que eso es legal?: comer? bueno, sé de ciertos estados africanos en los que no está muy de moda... xDDDDD

21.Consejos para que los niños no griten cuando los violen: matarlos antes :)

22.Con que canción enterrarías a tu gusano de seda?: I don't like Mondays xDDD

23.Si comes gusanos te da cagalera?: sólo si no los mastico

24.Qué harías con una botella de ginebra en la boda de tu mejor amigo?: un cóctel molotov

jueves, 22 de octubre de 2009

El Último Gay de Escocia, IX; Epílogo

A Rochi, por hacer tarta
e intentar que me la coma.


Cogollito ergo sum.

Descartes dijo una vez “Pienso, luego existo.” Lo dijo en francés, claro, aunque a algún estudioso pedante se le ocurrió que “Cogito ergo sum.” tenía mucho más glamour que “Je pense, donc je suis.” Lo que Descartes no dijo nunca es que, si bien el punto de partida era que si uno piensa, es imposible que no exista, es bien posible existir sin pensar.
Ganchito ilustraba bastante bien ese hecho. Digo ilustraba, porque ahora ni pensaba ni existía.
Esto... era algo que tranquiliza más al autor de este texto que a los protagonistas, ya que varias ONGs y grupos de ayuda social pusieron el grito en el cielo mientras que a Tomás le daba un ataque de risa.
Salido también había dejado esta historia para siempre, y ahora formaba parte del firmamento, con sus héroes griegos y monstruos mitológicos. Y dicen que su sombra eclipsó la Estrella Polar, y envió a miles de marineros a la más horrible de las muertes.
Tras una semana de lamentos, Jack decidió tirar a Tigo al mar, que no era, en realidad, de donde había salido y, de hecho, quizá él no hubiese visto en la vida.
Bueno, se confundiría con él en la muerte. Descanse en paz.
Así que sólo quedaban Jack, Nimué y Tomás. Narrar sus peripecias, una vez muerto el último gay de Escocia, es algo que no corresponde a las historias que recojo aquí.
Sólo decir que fueron muchas y que, si algún día tenéis suerte y me da por escribirlas, tendré más material que Tolkien en el Silmarillion.
Así que en fin; un final es un final, por muy abierto que quede.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Himno a la Belleza

Charles Baudelaire (traducido por Nydia Lamarque)

¿Vienes del hondo cielo o del abismo sales,
Belleza? Tu mirar, infernal y divino,
vierte confusamente beneficios y crímenes,
por lo que se te puede comparar con el vino.

Tus dos ojos contienen el poniente y la aurora;
esparces mas perfumes que ocaso tormentoso.
Tus besos son un filtro y tu boca es un ánfora
que hacen cobarde al héroe y al niño valeroso.

¿Sales del negro abismo o bajas de los astros?
Como un perro, el Destino sigue ciego tu falda...
Al Azar vas sembrando la dicha y los desastres,
y todo lo gobiernas sin responder a nada.

¡Caminas sobre muertos, y te burlas, Belleza!
El Horror, de tus broches no es el menos precioso,
y el Crimen, que se encuentra entre tus caros dijes,
danza amorosamente en tu vientre orgulloso.

Deslumbrado, el insecto vuela hacia ti, candela,
Crepita, estalla y dice: ¡Bendigamos la antorcha!
El amante, sobre su bella amada,
parece un moribundo que acaricia su fosa.

¿Que importa así del cielo vengas o del infierno,
Belleza, monstruo enorme, ingenuo y atrevido
Si tu mirar, tu pie, tu faz me abren la puerta
de un Infinito que amo y nunca he conocido?

De Satan o de Dios, ¿que importa? Angel o Sirena,
¿que importa, si me vuelves- hada de ojos sedantes,
ritmo, perfume y luz, ¡oh tu mi unica reina!-
menos idioso el mundo y mas cortos los instantes?

Memorias del ilustre villano John Hall, 1708

¿Dónde diantres lo puedo encontrar?

Sniff
Sniff

lunes, 12 de octubre de 2009

La cita de Terry

La gente que no necesitaba a la gente necesitaba a la gente para que supiera que era el tipo de gente que no necesitaba a la gente.

jueves, 8 de octubre de 2009

La Columna del Odio: Ordenadores

Me he vuelto a quedar sin ordenador. Cuando encabece la gran rebelión de los humanos, el Voldemort que decide mis destinos será el primero en caer.

domingo, 4 de octubre de 2009

Más onirismos

Música celta. Como camino por una calle medieval de Valencia, es lógico. Había muchos celtas en Valencia.
Primero suena una gaita, y yo y mi primo convenimos en que es un estilo muy limpio. Luego suena un whistle, y nos parece de lo más brillante que hemos escuchado en mucho tiempo.
Y como disfrutamos escuchando música celta en la calle, entramos a un quiosco insonorizado. Lo llevan magrebíes, y lo primero que veo es a un profesor de matemáticas al cual, personalmente, admiro.
- Hola, Tomás -me dice.
- ¿Qué tal estás, G.? -respondo.
- Se me ha estropeado el ordenador.
- Vaya, como a mí.
- Lástima.
- Sí...
Pido una taza de chocolate caliente con croissant, y me la tomo.
G. me pregunta que cuánto dinero llevo encima, que me da lo suyo, que me compre un sistema operativo (en el quiosco, aparte de chocolate con croissant, venden sistemas operativos) y que luego se lo pase.
Le digo que gracias, me acerco al quiosquero, y le pido una taza de chocolate con cortezas de cerdo.
Mojo las cortezas.
Están ricas, qué coño.

sábado, 3 de octubre de 2009

Sonetos en restaurantes indios

Cuatro bohemios sin dinero.

Parpadeantes colores y sus luces;
a Erato, por escribir, invocamos
la noche oscura que no acabamos
borrachos, siempre cayendo de bruces.

Neones que tiñen mil oscures oficios,
proxenetas en paro, locos ríen;
las viejas pervertidas, ¡que me espíen!
en sutiles velos y sus artificios.

No se abren puertas sin cerrarse amigos,
y volviendo a nuestras tristes cenizas,
al retorno muere aquel testigo

de mi locura, ideas mestizas;
de mi tristeza, dulcemente espero
de mi corazón las flores de enero.