Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

domingo, 4 de octubre de 2009

Más onirismos

Música celta. Como camino por una calle medieval de Valencia, es lógico. Había muchos celtas en Valencia.
Primero suena una gaita, y yo y mi primo convenimos en que es un estilo muy limpio. Luego suena un whistle, y nos parece de lo más brillante que hemos escuchado en mucho tiempo.
Y como disfrutamos escuchando música celta en la calle, entramos a un quiosco insonorizado. Lo llevan magrebíes, y lo primero que veo es a un profesor de matemáticas al cual, personalmente, admiro.
- Hola, Tomás -me dice.
- ¿Qué tal estás, G.? -respondo.
- Se me ha estropeado el ordenador.
- Vaya, como a mí.
- Lástima.
- Sí...
Pido una taza de chocolate caliente con croissant, y me la tomo.
G. me pregunta que cuánto dinero llevo encima, que me da lo suyo, que me compre un sistema operativo (en el quiosco, aparte de chocolate con croissant, venden sistemas operativos) y que luego se lo pase.
Le digo que gracias, me acerco al quiosquero, y le pido una taza de chocolate con cortezas de cerdo.
Mojo las cortezas.
Están ricas, qué coño.

1 comentario:

Azucena de Güernesey dijo...

Me encanta tu blog. Sinceramente, desde que lo encontré, no puedo dejar de leer tus publicaciones, son adictivas.
Así que cuenta con que voy a pasarme por aquí muchas veces más.
Hasta la próxima.