Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

jueves, 31 de diciembre de 2009

2009 is over

En fin, aquí estamos otra vez, con un poquitín más de odio que de costumbre porque me han obligado a ir a ver Spanish Movie, en un alarde de dictatorial mala leche que demuestra que, si bien es cierto que no puedes conseguir siempre lo que quieres, los Rolling mienten en cuanto a lo de conseguir lo que necesitamos: me tuve que tragar la película.
En fin, feliz año a todos.


miércoles, 30 de diciembre de 2009

La cita de Gabriele D'Annunzio

Gabriele D'Annunzio

"¿Dónde hallaré el antiguo horror del hombre ante lo vario y lo confuso y lo amenazador y lo inexplicable? ¿Dónde el prodigio oscuro y siniestro ante el que temblar? No puedo seguir viviendo en esta tierra esclava, medida, explotada hasta el último palmo."

sábado, 26 de diciembre de 2009

La Columna del Odio: Tras tanto andar errante... tengo un archi enemigo.

Que ni me conoce.
Se trata, queridos y bucólicos, y comienzo a temerme que imaginarios lectores, de un sujeto cuya edad debe oscilar entre los 15 y los 18 años que se pasea por la red desprestigiando el buen oficio de malmeter contra el mundo y ser cínico con absolutamente todos los aspectos de la vida humana. Es un ser tan extremadamente vil que tiene lectores y que, para alimentar su creciente y ya sin fondo narcisismo, escribe con regularidad.
Alguien tan extremadamente cínico wannabe que probablemente sea capaz de sentir compasión, e incluso simpatía, por congéneres de mentes sacadas de En Busca del Valle Encantado -yo también tuve infancia, os dejaré a vosotros juzgar cómo debió ser para que el mundo viese crecer un ser como yo. Alguien con tan pocas aptitudes que reconoce haber suspendido ocho asignaturas sin seguir la frase de una carta de despedida antes de una ceremonia de seppuku.
En rigor, es lo más odiosamente mainstream que he visto en mucho tiempo, no tanto por el hecho de ser popular, sino porque convierte la misantropía en algo popular. Así que, ¡arriba, capullos de la Tierra! ¡En pie, fatídica legión! Enseñémosle a todo el mundo por qué debemos ser reprimidos, debemos ser impopulares y debemos, en rigor, ser denigrados por ser superiores -que es, en realidad, el único motivo de la envidia patológica que siente el resto del mundo hacia nosotros.
Ser popular es para nenas, envidiar a quien lo es, de hombres. Y los hombres no lloran.

En fin, aquí dejo el link de su blog. Si os aficionáis a leer sus entradas, más os vale que no os vuelva a ver por aquí -lo cual será difícil, ya que la mayoría de vosotros estáis en mi cabeza.

http://www.juankiblog.com

martes, 22 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Si estás leyendo esto es que, probablemente, lees mi blog. Por tanto, eres merecedor de mi respeto y mis mejores deseos para tus vacaciones y el año que viene.
Si has entrado aquí por casualidad, aficiónate o... o no te deseo felices fiestas.

En cuanto a mi internet, si me lo permite -cosa que, como siempre, está en duda-, podré felicitar las Navidades personalmente y despachar alegremente el espíritu navideño con alguna que otra crítica llena de odio hacia la Navidad.

Y eso es todo, amigos.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Epígrafe para un libro condenado

Charles Baudelaire

Lector apacible y bucólico, sobrio e inocente hombre de bien, arroja este libro saturniano, orgiástico y melancólico.
Si no has estudiado tu retórica con Satán, el astuto decano, ¡arrójalo! No comprenderás nada de él, o me creerás histérico.
Pero si, sin dejarte hechizar, tu pupila sabe sumergirse en los abismos, léeme, para aprender a amarme; alma curiosa que sufres y andas en busca de tu paraíso ¡compadéceme! Sino, ¡yo te maldigo!

viernes, 18 de diciembre de 2009

-Capítulo 3: Lugar donde establecer tu reinado del terror

Bien, una vez que ya sabes qué villano vas a ser, lo que necesitas es tener un lugar donde empezar, que te respeten ahí, y luego ir expandiéndote por el resto del mundo. No puedes intentar dominarlo entero desde el principio, así que, por muy guay que te creas, no lo intentes.
Ahora debemos volver al principio, a mi introducción. Supongo, y espero, que recordarás que dije, escribí, que había dos sencillas razones por las cuales soy mejor, mucho mejor, que los demás villanos. Bien, una ya está aclarada, yo no tengo un nombre estúpido. La otra, en la que quiero centrarme ahora, es que yo soy más inteligente. Prometí explicar esto, y lo haré.
Veamos, ¿por qué todos los villanos fracasan?, ¿porque son malos?, ¿tontos?, ¿feos?¡No, querido amigo! Es más sencillo que todo eso. De todos los lugares de la tierra donde podrían ser unos malvados tiranos, siempre, siempre, siempre, se decantan por los sitios donde hay un superhéroe. Parece ser que a nadie, salvo a mí, se le ha ocurrido pensar que quizá, quizá, tendrían más éxito sin un tío intentando desbaratar sus malvados planes todo el tiempo.
Se me ha ocurrido que quizá este fenómeno de la naturaleza se deba a que el superhéroe aparece porque hay un villano, y no es que el villano aparezca donde hay un superhéroe, pero es bastante improbable, porque, a ver, por ejemplo, Spiderman, Spiderman vivía en Nueva York, ¿verdad? bien, justo cuando él se convierte en superhéroe ¡oh, milagro! Aparece el Duende Verde. Después, cuando éste muere, el Doctor Octopus, y así sucesivamente. No puede ser que estuviese antes el villano. Si tienes el problema de que el superhéroe aparece donde tú estás, vete, y rápido, rá-pi-do. No vayas de súper villano, porque perderás, los villanos siempre pierden en una confrontación abierta, así que escapa, da igual que te tomen por cobarde, eres un villano, pronto los tendrás sometidos.
Una vez aclarado este punto, debes elegir el lugar. Seleccionarlo no es realmente complicado. Es verdad que hay muchos sitios en el mundo, pero a ver, procura que sea un sitio conocido, y no, no me refiero a la discoteca de tu pueblo. Debe ser un lugar grande, pero no elijas Nueva York, está plagado de héroes. Empieza por la capital de algún país, pero que sea uno digamos...apreciado por sus habitantes. Por ejemplo, España no, no sirve para nada, e incluso hay posibilidades de que intentasen matarte a base de reggaeton, o como demonios se escriba, y eso sí sería mortal, además, ¿a quién le importa España? Londres sería un buen lugar, pero claro, corres el riesgo de que los zombies se te adelanten, todas sus invasiones a lo largo de la historia han empezado ahí y se reproducen como conejos, por tanto, te resultaría difícil acabar con ellos, de esos sí que se pueden encargar las autoridades. Podrías empezar por alguna parte de Alemania, pero todos sabemos cómo son los alemanes, además, allí ya lo pasan bastante mal con Tokio Hotel. Lo mejor es que comiences por un país donde la gente sea felizmente estúpida, Canadá es perfecto, por ejemplo. Pero ten cuidado, quizá te confundan con un reno y te peguen un tiro.
Bien, ahora que ya conoces estos tres puntos clave (o sea se, los tres primeros capítulos), llévalos a cabo, y cuando lo tengas todo controlado, vuelve aquí y retoma la lectura del libro, te espero. Tick, tack.

lunes, 14 de diciembre de 2009

How to be an Alien: Tea

George Mikes


The trouble with tea is that originally it was quite a good drink.

So a group of the most eminent British scientists put their heads together, and made complicated biological experiments to find a way of spoiling it.

To the eternal glory of British science their labour bore fruit. They suggested that if you do not drink it clear, or with lemon or rum and sugar, but pour a few drops of cold milk into it, and no sugar at all, the desired object is achieved. Once this refreshing, aromatic, oriental beverage was successfully transformed into colourless and tasteless gargling-water, it suddenly became the national drink of Great Britain and Ireland - still retaining, indeed usurping, the high-sounding title of tea.

There are some occasions when you must not refuse a cup of tea, otherwise you are judged an exotic and barbarous bird without any hope of ever being able to take your place in civilised society.

If you are invited into an English home, at five o'clock in the morning you get a cup of tea. It is either brought in by a heartily smiling hostess or an almost malevolently silent maid. When you are disturbed in your sweetest morning sleep you must not say: "Madame (or Mabel), I think you are a cruel, spiteful and malignant person who deserves to be shot." On the contrary, you have to declare with your best five o'clock smile: "Thank you so much. I do adore a cup of early morning tea, especially early in the morning." If they leave you alone with the liquid, you may pour it down the washbasin.

Then you have tea for breakfast; then you have tea at 11 o'clock in the morning; then after lunch; then you have tea for tea; then after supper; and again at 11 o'clock at night.

You must not refuse additional cups of tea under the following circumstances: if it is hot; if it is cold; if you are tired; if anybody thinks you might be tired; if you are nervous; if you are gay; before you go out; if you are out; if you have just returned home; if you feel like it; if you do not feel like it; if you have had no tea for some time; if you have just had a cup.

You definitely must not follow my example. I sleep at five o'clock in the morning; I have coffee for breakfast; I drink innumerable cups of black coffee during the day; I have the most unorthodox and exotic teas even at tea-time.

The other day, for instance - I just mention this as a terrifying example to show you how low some people can sink - I wanted a cup of coffee and a piece of cheese for tea. It was one of those exceptionally hot days and my wife (once a good Englishwoman, now completely and hopelessly led astray by my wicked foreign influence) made some cold coffee and put it in the refrigerator, where it froze and become one solid block. On the other hand, she left the cheese on the kitchen table, where it melted. So I have a piece of coffee and a glass of cheese.





GEORGE MIKES, How to be an Alien

(http://f2.org/humour/howalien.html)

sábado, 12 de diciembre de 2009

Pesadilla en Abbey Road: Ring ring en el Infierno

Para Mr. Hang xD

El teléfono suena con la misma sintonía que las últimas cuarenta mil veces, desde que lo compró. A las veinte mil ya se había cansado.
El primer pitido taladraba su tímpano como un grito de socorro. Se asentaba en su mente y le hacía temblar ante la posibilidad de no llegar antes del segundo pitido. Cuando éste llegaba, probablemente quedaban pocos resquicios de cordura que salvar, pero el temor a un tercero hacía que aún tuviese que recorrer la estancia a corriendo.
El tercero nunca llegaba, desde hacía ya dos meses.
Ahora el teléfono suena y se está haciendo el desayuno. El sonido de la tetera le impide oír el primer pitido hasta que ya es demasiado tarde. Siente pánico. Se tira contra la puerta para alcanzar el salón y se tropieza con sus propios pies, convirtiendo dramáticamente toda su energía potencial en cinética, despreciando el rozamiento del aire y su vida misma.
Mientras está en el suelo tiene tiempo de escuchar cómo el teléfono suena dos veces más. Se levanta y descuelga, y una agradable voz de las Antípodas le pregunta si nunca ha pensado en cambiar de operadora.
Ni se digna a contestar. Cuando su mujer se despierta, las tostadas ya están quemadas.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Tu' Imalila

Auckland (Reuters, 1966). Ayer murió una tortuga que el capitán Cook había regalado en 1777 al rey de Tonga. Tenía casi 200 años. El animal, llamado Tu' Imalila, murió en el parque del palacio real de la capital tongana de Nuku, Alofa.
El pueblo de Tonga daba a la tortuga las consideraciones de un jefe; tenía guardias especiales y hace pocos años había quedado ciega durante un incendio forestal.
Radio Tonga anunció que los restos de Tu' Imalila serían enviados al museo de Auckland, en Nueva Zelandia.

martes, 8 de diciembre de 2009

Dominar el mundo es fácil, si sabes cómo-Capítulo 2: Marca

Todo villano o superhéroe que se precie debe tener su propia marca, como la Marca Tenebrosa de Voldemort, el murciélago de Batman o la 'K' de Special K.
Hay dos formas de elegir una marca. Si has decidido utilizar un pseudónimo, tu marca debería tener algo que ver con él, Spiderman, hombre araña, su marca es...bueno, ya sabéis, una araña. Si por el contrario, me has hecho caso, y no te has puesto un nombre tonto, tendrás que sacar la marca de otro sitio. En este caso, debes tener presente que tu marca no puede ser cualquier cosa, una serpiente, sí, un unicornio, no, a no ser que sea un unicornio muy agresivo. Intenta también hacer juegos de palabras, a la gente le gustan, se acordarán más fácilmente de ti.
Una marca también puede ser tu propia banda sonora cuando apareces (tú o tus subordinados). La canción que elijas también debe tener unas cualidades específicas, no puedes ir a atracar un banco con la melodía de los Teletubbies de fondo. Imagínate la situación:
-A ver, mete en este saco el dinero, ¡rápido, o habrá consecuencias!
-Qué, ¿me vas a echar a Lala encima?
Evidentemente, te tomarán muy en serio, sólo te faltará llevar la aspiradora como arma.
También puedes decidir no tener marca, te ahorrará quebraderos de cabeza, pero así es más complicado que la gente te recuerde y sino mira el caso de Scratchito el Bonito, decidió no tener su propia marca y...ah, ¿que no sabes quién era?...me pregunto por qué será.

Como gustéis

William Shakespeare


Touchstone: Entonces instrúyete conmigo: tener es tener; porque es una figura de la retórica el que la bebida, vertida de una copa en un vaso, llenando uno vacía la otra. Pues todos los escritores concuerdan en que ipse es él; ahora, vos no sois ipse, pues yo soy él.

William: ¿Cuál él, señor?

Touchstone: El que debe casarse con esta mujer, señor. Por lo tanto, payaso, abandonad, que en vulgar es "dejad", la sociedad, que en rústico es "compañía", de esta hembra, que en común es "mujer"; lo cual todo junto es "abandonad la sociedad de esta hembra", o, payaso, tú pereces; o, para tu mejor comprensión, mueres; o, para el ingenio, yo te mato, te hago desaparecer, traduzco tu vida en muerte, tu libertad en servidumbre; voy a tratarte con porrazos, o con acero; voy a rebasarte con política; voy a matarte de ciento cincuenta modos. Por lo tanto, tiembla y márchate.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Space Oddity

Émilie Simon




Ground Control to Major Tom
Ground Control to Major Tom
Take your protein pills
and put your helmet on

Ground Control to Major Tom
Commencing countdown,
engines on
Check ignition
and may God's love be with you

This is Ground Control
to Major Tom
You've really made the grade
And the papers want to know whose shirts you wear
Now it's time to leave the capsule
if you dare

This is Major Tom to Ground Control
I'm stepping through the door
And I'm floating
in a most peculiar way
And the stars look very different today

For here
Am I sitting in a tin can
Far above the world
Planet Earth is blue
And there's nothing I can do

Though I'm past
one hundred thousand miles
I'm feeling very still
And I think my spaceship knows which way to go
Tell my wife I love her very much
she knows

Ground Control to Major Tom
Your circuit's dead,
is there something wrong?
Can you hear me, Major Tom?
Can you hear me, Major Tom?
Can you hear me, Major Tom?
Can you....

Here am I floating
round my tin can
Far above the Moon
Planet Earth is blue
And there's nothing I can do.

jueves, 3 de diciembre de 2009

La Insoportable Levedad del Ser

Milan Kundera

Todos necesitamos que alguien nos mire. Sería posible dividirnos en cuatro categorías, según el tipo de mirada bajo la cual queremos vivir.
La primera categoría anhela la mirada de una cantidad infinita de ojos anónimos, o dicho de otro modo, la mirada del público. Ése es el caso del cantante alemán, de la actriz norteamericana y también del redactor de largas barbas. Estaba acostumbrado a sus lectores y, cuando un buen día los rusos cerraron su semanario, tuvo la sensación de que el aire era cien veces más enrarecido. Nadie podía reemplazarle la mirada de los ojos desconocidos. Le pareció que se ahogaba. Entonces fue cuando advirtió que la policía vigilaba todos sus pasos, que oían sus conversaciones por teléfono y que hasta le sacaban en secreto fotos en la calle. ¡De pronto los ojos anónimos estaban otra vez en todas partes y él podía respirar de nuevo! ¡Estaba feliz! Se dirigía con voz teatral a los micrófonos de las paredes. Había encontrado en la policía al público perdido.
La segunda categoría la forman los que necesitan para vivir la mirada de muchos ojos conocidos. Éstos son los incansables organizadores de cócteles y cenas. Son más felices que las personas de la primera categoría, quienes, cuando pierden a su público, tienen la sensación de que en el salón de la vida se ha apagado la luz. A casi todos ellos les sucede esto alguna vez. En cambio, las personas de la segunda categoría siempre consiguen alguna de esas miradas. Entre éstos destacan Marie-Claude y su hija.
Luego está la tercera categoría, los que necesitan de la mirada de la persona amada. Su situación es igual de peligrosa que la de los de la primera categoría. Alguna vez se cerrarán los ojos de la persona amada y en el salón se hará la oscuridad. Pertenecen a este grupo Teresa y Tomás.
Y hay también una cuarta categoría, la más preciada, la de quienes viven bajo la mirada imaginaria de personas ausentes. Son los soñadores. Por ejemplo, Franz. El único motivo de su viaje hasta la frontera de Camboya fue Sabina. El autobús traquetea por la carretera tailandesa y él siente que su larga mirada se posa en él.
A la misma categoría pertenece el hijo de Tomás. Lo llamaré Simón. (Se alegrará de tener un nombre bíblico como su padre.) Los ojos que anhela son los de Tomás. Cuando se comprometió en la recogida de firmas lo echaron de la universidad. La chica con la que salía era sobrina un cura de pueblo. Se casó con ella, se hizo tractorista en la cooperativa, católico practicante y padre. Después se enteró de que Tomás también vivía en el campo y se alegró: ¡el destino había logrado que sus vidas fuesen simétricas! Aquello le impulsó a escribirle una carta. No pedía respuesta. Lo único que quería era que Tomás dirigiera su mirada hacia su vida.

martes, 1 de diciembre de 2009

La Columna del Odio: Eternidad

Decir que odio al interfecto del vídeo que sigue a esta parrafada es algo completamente fuera de lugar: no es como si pareciese que su madre intentó abortar repetidas veces bateando el feto con una tubería oxidada.
Por otra parte imagino que era lo mejor que su madre podría haber intentado hacer, ya que la perspectiva de tener un hijo medio lelo sin duda debe ser terrorífica. Digo medio lelo, porque de ser lelo entero nos ahorraría estas muestras de mal gusto con las que se pasea por su patéticamente mal iluminada vida.
Musicalmente he tenido ganas de taladrarme los tímpanos. Visualmente, he pensado hacer lo mismo con los ojos. La Náusea -sí, sí, en mayúsculas y todo- me ha salvado de tales barbaridades, y me ha postrado de rodillas... para ver el enchufe.

(El siguiente vídeo herirá su sensibilidad y la de quienes estén cerca).

http://www.youtube.com/watch?v=OdpiUECASlM&feature=related