Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

sábado, 26 de diciembre de 2009

La Columna del Odio: Tras tanto andar errante... tengo un archi enemigo.

Que ni me conoce.
Se trata, queridos y bucólicos, y comienzo a temerme que imaginarios lectores, de un sujeto cuya edad debe oscilar entre los 15 y los 18 años que se pasea por la red desprestigiando el buen oficio de malmeter contra el mundo y ser cínico con absolutamente todos los aspectos de la vida humana. Es un ser tan extremadamente vil que tiene lectores y que, para alimentar su creciente y ya sin fondo narcisismo, escribe con regularidad.
Alguien tan extremadamente cínico wannabe que probablemente sea capaz de sentir compasión, e incluso simpatía, por congéneres de mentes sacadas de En Busca del Valle Encantado -yo también tuve infancia, os dejaré a vosotros juzgar cómo debió ser para que el mundo viese crecer un ser como yo. Alguien con tan pocas aptitudes que reconoce haber suspendido ocho asignaturas sin seguir la frase de una carta de despedida antes de una ceremonia de seppuku.
En rigor, es lo más odiosamente mainstream que he visto en mucho tiempo, no tanto por el hecho de ser popular, sino porque convierte la misantropía en algo popular. Así que, ¡arriba, capullos de la Tierra! ¡En pie, fatídica legión! Enseñémosle a todo el mundo por qué debemos ser reprimidos, debemos ser impopulares y debemos, en rigor, ser denigrados por ser superiores -que es, en realidad, el único motivo de la envidia patológica que siente el resto del mundo hacia nosotros.
Ser popular es para nenas, envidiar a quien lo es, de hombres. Y los hombres no lloran.

En fin, aquí dejo el link de su blog. Si os aficionáis a leer sus entradas, más os vale que no os vuelva a ver por aquí -lo cual será difícil, ya que la mayoría de vosotros estáis en mi cabeza.

http://www.juankiblog.com

1 comentario:

Sir Thomas Malory dijo...

Curioso, porque no se lo había pedido a Santa Claus xD