Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

viernes, 26 de febrero de 2010

El Castillo

Franz Kafka

Cuando se sintió lo suficientemente fuerte para dejar el lecho, todos se precipitaron a servirlo. Todavía no estaba suficientemente fuerte para poder defenderse de sus servicios y notó que, por esa causa, caía en cierta dependencia de ellos que podía tener malas consecuencias; pero tuvo que dejar que así ocurriera. Tampoco resultaba nada desagradable beber en la mesa el buen café que Frieda le había traído, calentarse en la estufa que Frieda había encendido, y hacer subir y bajar las escaleras diez veces a los ayudantes, con su celo y su torpeza, para que le trajeran agua para lavarse, jabón, peine y espejo y, finalmente, porque había expresado un ligero deseo en tal sentido, un vasito de ron.

No hay comentarios: