Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

jueves, 6 de mayo de 2010

Lúa Alén III

Lúa Kerouac, Jack Alén llegó a Nueva York a través de ocho horas de sueño, aunque, en contra de sus deseos, Neal Cassady no la acompañó. Cassady había conducido, Cassady había hecho promesas, Cassady la había ilusionado y había avivado su esperanza. Entonces ella y Cassady llegaron a Denver y Cassady rápidamente sólo tuvo ojo para sus múltiples muchachas y sus amigos pintorescos y ella quedó parada, junto a las maletas, en medio de las grises calles y la tristeza la consumió.
Lúa recogió sus pertenencias y se dirigió a la estación de autobuses. Gastó la mitad de todo su dinero en un billete de autobús y viajó hasta NY, sola. Durante el trayecto tuvo demasiado tiempo para pensar. Neal producía emociones contradictorias en ella: por una parte, lo quería, lo amaba, lo deseaba, o todos o ninguno de esos verbos a la vez o por separado, qué más da el nombre que se le dé. Por la otra, necesitaba que estuviera cuanto más lejos posible; egoísta, despreocupado, llegó a confesarle a Lúa que realmente no eran amigos, simplemente dos compañeros de viaje que no tenían a nadie más. Y Lúa no dijo nada, sonrió y lo oyó pero no le dio importancia, porque Neal estaba cerca y cuando Neal estaba cerca no había que pensar, sólo dejarse llevar.
“¡Lúa, Lúa, Lúa, despierta!”, gritó Vero. Lúa salió tres veces de sus ensoñaciones, se frotó los ojos y prestó atención a su amiga. Estaba nerviosa y emocionada, joder, no paraba de decir que estaba enamorada. Y sonaba creíble.
Vero era preciosa, joder, jodidamente preciosa. Y era sensible, e inteligente. Y además ella sí era algo para su Cassady, llamado Jack, porque ahora era suyo pese a que el nombre se lo pusiera Lúa. Sus ojos deslumbraban, verdes, y su pelo rojizo, ondulado, le daba un aspecto anglosajón. Y también tenía un buen culo y unas tetas encantadoras, porque la gente ya no sólo se fija en los ojos.
En ese momento, Vero relataba minuciosamente a Lúa su estado mental-emocional, y Lúa prestaba atención, porque Vero era su amiga y su puto Cassady la hacía volver loca, a ambas, tanto a Vero como a Lúa, pero ésta última tenía que callarlo y ver cómo otra vivía su felicidad, y no podía quejarse, porque pese a ser egoísta sabía valorar a los demás, y Vero valía algo, y su puto Cassady también, independientemente de todas las demás circunstancias.
Vero hablaba y hablaba y gesticulaba y sonreía y se miraba en el espejo y gritaba de emoción y daba múltiples pataditas en el suelo, porque estaba alegre, que no feliz, ya que no se puede estar feliz a partir del momento en que piensas en la felicidad.
Mientras una muchacha de diecisiete años retrocedía hasta los diez, Neal-Jack Cassady apareció en Nueva York, o en la clase donde estaban las dos muchachas, puesto que la ensoñación había terminado. Movió la mano hacia Lúa, cautivador, y besó a Vero. A Lúa se le puso la piel de gallina y se dispuso a marcharse. Recogió la maleta y se despidió con la mano. La pareja no correspondió, no la veían, estaban ciegos.
Lúa viajó hasta casa en el mismo autobús que llevó a Kerouac a Nueva York, o quizá no era el mismo, pero no importó, ya que llegó a casa y se metió en la cama y no lloró, porque no entendía lo que le pasaba y sólo se puede llorar cuando está justificado, porque Lúa era fuerte y tenía el concepto equivocado de que llorar es para los débiles.
Después de no llorar se durmió y se curó con las mismas ocho horas que durmiera Jack en su novela, la cual le gustaría terminar, porque quería saber si Neal terminaba muerto o asesinado o aprendiendo la lección, porque lo comparaba con Jack, el de Vero, ahora ya podía llamarlo así, y automáticamente lo asociaba con un libro sin final.
Porque Lúa temía que Jack terminara desencantado, temía que Vero sufriera un desengaño; secretamente, temía que todo terminara bien, aunque se esforzaba en desearlo, porque era egoísta y no podía controlar sus deseos, pero sí sus acciones. Y por encima de todo, a escondidas de ella misma, temía tanto perderlos a los dos como no perder a ninguno.

6 comentarios:

Gerard López Roig dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nadie dijo...

Siempre he oído que la envidia es la más sincera admiración. Alguien debe sentirse muy admirado entonces.

Escribe alguien con el ego apaleado y 3 minutos menos de vida.

Sir Thomas Malory dijo...

maldito Alguien... y maldito Jack, que nos apalea el ego a todos xD

Jack dijo...

Bueno, sería correcto diferenciar entre envidia sana y envidia destructiva: la segunda es la envidia de toda la vida sin control; yo quiero lo que tiene ése y me chincha no tenerlo, así que grito y pego pataditas en el sueño. La primera es distinta: yo quiero lo que tiene ése y me chincho igualmente, pero no doy pataditas porque sé que el otro no es culpable.

Nadie dijo...

És una envidia Nitzscheana. Pero aun así no deja de ser un sentimiento negativo, por lo menos por ahora. Aunque me gustaría oirte comentar que nadie tiene envidia de tu forma de escribir.

Anónimo dijo...

proclaimed most people cover the mortgages on time and additionally lacking fines
A number one arrears charitable organisation is trying the sheer number of people turning to these folks regarding support in excess of payday advance loans to help two times this approach. consumer debt a good cause affirms about buy that short-run, substantial attention financial loans this season. Typically the good cause suggests 36 months back the quantity of consumers using them is insignificant.
pożyczki na dowód bocian
kliknij, aby przeglądnąć ten dokument
kredyty bez bik
pozyczkanadowod24.net.pl
kredyty bez bik

http://szybkapozyczka24.info.pl
http://pozyczkanadowod24.net.pl
http://szybkapozyczka24.info.pl