Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

martes, 18 de mayo de 2010

Madeleine Bernard

Esta canción es de un grupo de música folk bretón llamado Tri Yann.
Madeleine era la hermana de Émile Bernard, el pintor, el cual, junto a Charles Laval y Paul Gauguin, fundó la escuela de Pont-Aven. Es el nombre de un pueblecito bretón en el cual solían veranear los estudiantes de la Escuela de Bellas Artes de París. Es algo así como un híbrido de Impresionismo y Simbolismo.
Gauguin se enamoró de ella, pero Madeleine prefirió a Laval, y ambos se fueron a Egipto. Cuando volvieron, pasaron pocos años antes de la muerte de Laval, y la pobre Madeleine le siguió poco después.
Tisis.
La canción se refiere a varios cuadros de Bernard y, al final, habla de unas pinturas de Jules Paressant.
La trama de la canción se basa, parece, en una historia que contó Gauguin en su lecho de muerte. Un día, estando en Pont-Aven, Gauguin siguió a Madeleine hasta el río y, escondido, la observó mientras se desnudaba y comenzaba a bañarse. Ella, sin embargo, descubrió al pintor y, asustada, se metió en el agua, convirtiéndose paulatinamente en pez, y huyendo al mar.



Belle Madeleine, robe de satin ébène,
Belle, cheveux mandarines,
Fragile opaline de dix-sept ans,
Parmi les neiges coiffes de dentelle
Et chapeaux paille des marchands.
Carmines balles de laine
Au marché de Pont-Aven
Et sous pluie de rubans
Gauguin est là qui dit que d'amour t'aime
Mais toi belle le vas fuyant.

Belle Madeleine, courre à courre vers l'Aven,
Ondoyante colubrine,
Entre les rochers jaunes-safran,
Gauguin t'y presse et lors en sardinelle,
Madeleine, t'y vas changeant.
Tes longs cheveux mandarines
Sur tes écailles ivoirines
Font pluie de rubans,
Dans les blés rouge-feu cerclés d'ébène
Et l'ombre verte du torrent.

Belle sardinelle, nage nage à perdre haleine,
Sur ta peau brigandine
Les doigts de Gauguin glissent en vain
Tes longs cheveux mandarines
Sur tes écailles ivoirines,
Buisson d'algues sang.

Belle sardinelle, blanche l'écume t'entraîne,
Vers l'onde outremarine,
Les jaunes collines de l'orient
Là, de mourir ton amour et de peine
Tu t'endormiras cent ans.
En barque de porcelaine
T'en reviendras, Madeleine,
Portée par le vent,
Jusqu'à la route bleue cerclée d'ébène
Qui mène Brest à l'océan.

Merveille : chêne rouge cerclé d'ébène
Et pommier bleu au jour levant.

No hay comentarios: