Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

jueves, 13 de mayo de 2010

Son las dos de la mañana, y es Navidad. Muchas cosas están ocurriendo ahora mismo, habrá niños que estarán durmiendo plácidamente en sus camas, alguna mujer engañada estará tirando las camisas de su marido por la ventana, y alguna otra mujer (María) estará engañando al suyo (José) y enjendrando a un niño (Jesús), por obra de su amante (el Espíritu Santo). Nicole Evans se encuentra en una estrecha calle, tirando piedras a un altavoz que se encuentra en la fachada de un edificio. Por el altavoz en cuestión salen las estridentes notas musicales de un villancico, motivo por el cual Nicole le arroja piedras. Los vecinos que viven en la calle empiezan a despertarse, y un viejo gruñón decide que debe llamar a la policía.
Cuando la policía llega, el altavoz, por la mágica y maravillosa acción de las piedra, parece que ha comenzado a entonar un canto satánico.






UUUUUUUUUUP IN THE AIR!
Un final inesperado. He dicho.

No hay comentarios: