Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

sábado, 26 de junio de 2010

Si, mi chiamano pedante

Al volver de la ópera he pisado un excremento. El talón derecho: un faux pas poco higiénico.

En cualquier caso, La Bohème ha sido genial. Las toses de Mimí han sido lo más sobreactuado que el Principal ha visto en mucho tiempo, pero los decorados, la música y la charla que el director nos ha dado antes de empezar -explicando que podría compararse la obra a un año, pues cada uno de los actos tiene un ambiente diferente, comenzando por la primavera y acabando en el gélido invierno de la muerte de Mimí.
El tema que se ha repetido más a lo largo de la obra se presenta justo al principio, cuando Rodolfo se lamenta de que todas las chimeneas de París echen humo menos la de su ático bohemio. Poco después llega el casero, Benoîr, y entre Rodolfo, Marcello, el filósofo y el músico, lo emborrachan hasta conseguir no pagar el alquiler. En fin, que es una maravilla.

No hay comentarios: