Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

lunes, 30 de agosto de 2010

La columna del amor y el respeto: El sótano de la humanidad

Hale, disfrutad de este videoclip cortesía de nuestro amigo Nadie, y regodeaos en lo horrible, lo decadente, lo pretendidamente desagradable y, ahora sí, lo bizarro.



Hoy, he llevado mi mascota, una boa constrictor, al veterinario ya que últimamente no come y hace cosas raras. Solía dormir enroscada a los pies de mi cama y ahora lo hace justo a mi lado toda estirada. El veterinario me ha dicho que seguramente estaba calculando si sería capaz de tragarme.

Asco de vida

Acabo de descubrir asco de vida. Acabo de llegar a la tierra prometida del fracaso y de lo desagradable. Mi tierra prometida.

Asco de vida

Hoy, mi prima de 9 años me ha dicho que dio su ropa vieja a los niños de la tercera dimensión. ADV.

sábado, 28 de agosto de 2010

Pesadilla en Abbey Road: LaFontaine (Revisado)

Un buen y cálido día de primavera, la cigarra fue a visitar a su amiga la hormiga, para despedirse antes de partir de viaje a Londres.
-¿Necesitas algo? ¿Una nueva bufanda, algún vinilo que no puedas encontrar aquí?
-No, gracias. No te preocupes, estoy demasido ocupada -respondía cortesmente la hormiga, mientras para sus adentros ya se regodeaba en el sufrimiento que esperaba a la cigarra en el crudo invierno.
Antes que el invierno, pero, llegó el verano, y la feliz cigarra volvió a visitar a su amiga la hormiga.
-Me voy a Amsterdam, ¿quieres que te traiga algo? ¿Un navío de la VOC, un par de porros...?
-No, no te preocupes. Estoy muy ocupada para todo eso -mientras por dentro pensaba "Sí, ahora te ríes, pero en invierno seré yo la que disfrutará de verte sufrir por tu mala planificación."
Y el otoño adelantó otra vez al invierno, como de costumbre. La cigarra, ya un poco más abrigada, fue a casa de la hormiga.
-Voy a pasar unos días en Roma, a ver monumentos y todo eso. ¿Necesitas algo de por ahí?
-No, gracias. Tengo más que suficiente, estoy bien -dijo, esperando ansiosa su venganza en la próxim estación.
Y entonces llegó el invierno, y con él todo el temporal asociado. La cigarra, caminando taciturna y en bufanda, se acercó lentamente a la puerta de la hormiga, y llamó.
-Vaya, vaya, señorita Cigarra. ¿Necesita algo?
-No, era para despedirme. Me voy a París, a pasar el invierno en la buhardilla de un amigo, como en los buenos viejos tiempos. ¿Necesitas algo?
-A... París, ¿eh? Pues mira... si... ves a LaFontaine vas y le dices que es un hijo de puta.

Heil... yo mismo

Bueno, como cada año por estas fechas, mi blog se hace mayor. ¡Tamaña desfachatez, cumplir tres años! Ciertamente no me lo imaginaba aquella noche de martes 28 de agosto de 2007 en que, aburrido, creé esta página para colgar relatos de terror góticos que recopilaba.
En fin, era lógico. Todo muta salvo la propia mutabilidad.

Bizarre love triangle

bizarro, rra.

(De it. bizzarro, iracundo).

1. adj. valiente (‖ esforzado).

2. adj. Generoso, lucido, espléndido.

False friends: raro.



(¿Os queda claro, ¿eh? ¿EH?)

jueves, 26 de agosto de 2010

La columna del amor y el respeto: sin amor y sin respeto.

Alta perversión IV

¿Dónde has estado toda mi vida?

Actualización, no se ve, lo sé. miraos esto http://plif.courageunfettered.com/archive/wc236.gif

miércoles, 25 de agosto de 2010

martes, 24 de agosto de 2010

Oriental, danza española número 2

Enrique Granados

Da wicha

Leed ''El último deseo'' y jugad a ''The Witcher''. No es un post informativo, es una orden.

El club de los incomprendidos (Cuatro granujas sin tacha)

G. K. Chesterton

"-Perdóneme -dijo Pinion en su tono más cortés-. Creo que no he tenido jamás la descortesía de sugerir que usted haya perdido el juicio, por eso tengo que pedirle que me diga francamente si soy yo quien lo ha perdido."

lunes, 23 de agosto de 2010

Agora non

Si viviera to padre
Que yera tan buenu
Collarinos de plata
Punxérate al cuellu.

La historia de esta nana, titulada Agora non (Ahora no, para los menos intuitivos) es graciosamente interesante.
Según parece, las mujeres asturianas tenían una particular facilidad en poner los cuernos a sus esposos, y un singular entendimiento para evitar que éstos las pillasen. A colación de esto que, si bien quedaban las noches en las que el marido acostumbraba a no estar en casa, si éste llegaba antes de tiempo, y para evitar desaguisaos, ellas acostaban al niño cantando bastante alto: Agora non, Agora non, mio neñu, agora non.

domingo, 22 de agosto de 2010

Post interactivo

¿Qué pensais del transhumanismo? ¿Qué pensais de la idea de convertir el medio en finalidad?

Microrrelato XVII

A fuerza de uso, sus virtudes se habían convertido en defectos. Como un condón usado.

Alta perversión II

En todas las fotos de la boda, de fondo se ve a un muchacho con boina y cara de pervertido sexual mirando fijamente a la cámara. El espíritu de la boda, de manera literal, un fantasma. La boda se celebró encima de un cementerio indio, y el indio iba cachondísimo.

Un alma en pena con una erección brutal.

Post musical XIX



No voy a dar explicaciones de porque me gusta, porque lo hace y punto. No me gusta el género ni el grupo (the macabees ¿Qué clase de nombre es ese?). Pero la cancion me encanta, tal vez sea la discusion respresentada como un videojuego o la guitarra distorsionada del final, tal vez haya perdido el buen gusto, pero como post musical, esta cancion es ineludible.

Aforismo de boda

Hoy, he hablado con mi querido tio Juan en una boda random (tengo doce tios y unos cincuenta primos, no voy a recordarlos a todos) de la que acabo de llegar.

Es un hombre de campo, sin inclinaciones políticas ni religiosas y que únicamente confía en sus dos manos. Y como no, es un hombre increíblemente sabio, aunque sea mi tio, poco le queda para llegar a los setenta.

Pues bien, estabamos hablando de Haití y las ayudas humanitarias, y obviamente, a mi se me ha calentado la boca (como en la columna del odio), entonces ha soltado un aforismo que he corrido a apuntar en mi libreta.

''Cuando tenia tres años tenia una hucha en la que metia dinero para el domund. Ahora tengo sesenta y siete y aun tienen hambre. Algo falla, y no pienso mandar otro duro.''

sábado, 21 de agosto de 2010

Kitsch, The absolute denial of shit. II

Dicho todo lo anterior, y deseando que alguien llegue hasta este punto, llevaré la exposición por los cerros de Úbeda del ostracismo intelectual en una anécdota sin importancia pero kitsch y divertida, para luego comenzar con el plato fuerte de todo esto: las ideas de Kundera sobre el kitsch.
Bien, como ya habréis adivinado nos desplazamos para pasar unas vacaciones kitsch a California, estado sede de las estrellas de Hollywood, San Diego, el Golden Gate y algunas paradisíacas playas que hacen las delicias de los turistas que puedan permitírselas.
Malditos burgueses.
La historia que voy a narrar tiene lugar antes de que Almodóvar se convirtiese en el abanderado del kitsch de todo el mundo, junto con la juventud nipona. Pasó en California, sí, entre las décadas de 1910 y 1930, y fue financiada por el éxito de la industria cinematográfica y agricultora de la zona, que hizo que muchos europeos emigrasen a la zona -hartos de las guerras y ávidos de aventuras- para hacer fortuna por la zona.
La mayoría tuvo éxito y convirtió su emigración en la mayor expresión de gusto hortera que he podido encontrar en esta historia (salvo la ya mencionada excepción de La Movida), en arquitectónica y kitsch apoteosis.
Pero vayamos por partes. Imaginemos a un inmigrante cualquiera que ha hecho fortuna. Además, se ha criado bajo la sombra de grandes castillos en Baviera, rodeado de casitas rústicas y alguna iglesia barroca. Esas cosas le dejaron marcado de por vida, claro, como cosas de lujo y gusto aristocrático. De forma que, ¿qué hace? Construir, claro. ¿Rústico? ¡Rústico! ¿Barroco? ¡Pues coño, barroco!
A la larga, y combinado con el estilo de las antiguas misiones españolas, el pout pourri resultante de todos los estilos anteriormente citados, sin ningún orden ni concierto, en las mansiones de esta gente dio en crear lo que ahora conocemos como estilo californiano. Kitsch total, sí.
Pero la cosa no acaba aquí: como hay tanto dinero, nada impide que, por ejemplo, se llene la casa de cuadros de supuestos antepasados nobles con su correspondiente escudo nobiliario ficticio. I per què no? Y si traemos un castillo desde Alemania, piedra por piedra...?
Sí, todo eso se hizo por amor al kitsch.

Al mismo tiempo, y al margen de esta curiosa anécdota, están pasando cosas muy curiosas en Europa. El marxismo ha triunfado en el lugar donde nadie esperaría que triunfase: un país casi carente de proletarios. La República de Weimar, por culpa de las sanciones aliadas, está hundida en la miseria y aguarda impotente el auge del nazismo. En Italia, el fascismo llega al poder rápidamente. Poco después habrá guerra en España.
Comunismo o fascismo, izquierdas o derechas, Stalin o Hitler... el mecanismo de represión estatal es igual de grande en ambos totalitarismos. Las potencias occidentales observan con horror la situación y... bueno, todos sabemos lo que vino después. Y es en los totalitarismos donde nace el concepto de kitsch que quería defender, por el cual escribo este artículo. “El kitsch es la absoluta negación de la mierda”, escribe Kundera. Pues vaya.
¿Qué es lo que caracteriza a los totalitarismos? La propaganda. Kundera vivió en la Checoslovaquia soviética y pudo dar cuenta de ello. Según la teoría comunista, la dictadura del proletariado es el paso sine qua non la fase final del comunismo no se podría realizar. De ahí que la propaganda se mostrase tan optimista: caras felices, Lenin barriendo a los capitalistas del mundo, obreros colaborando entre sí y valientes soldados rusos sin nombre, representando al hombre medio que ha creado la revolución. Eso ya es bastante kitsch per se.
Pero hay otra cosa: esos carteles recortaban lo que el pueblo no podía entender -al igual que muchos burgueses no comprenderían la música de Wagner- y ofrecían su propia verdad inamovible. En palabras de Kundera: “all answers are given in advance and preclude any questions”.
Esa forma de sesgar todos los aspectos incomprensibles o malvados de la vida, dice, está íntimamente ligada al totalitarismo. En una democracia sana, las cosas son sometidas a discusión y crítica, sin embargo el kitsch no es criticable porque es una visión de la vida donde todo es feliz y no existen problemas. Por eso su desacuerdo con la mierda: en el reino del kitsch no existe la mierda, y cualquier cosa que afirme que sí -la ironía, la crítica- atenta contra la felicidad.
Citaré, para finalizar este artículo, otra vez a Kundera, más estética que argumentalmente:
"Kitsch causes two tears to flow in quick succession. The first tear says: How nice to see children running on the grass! The second tear says: How nice to be moved, together with all mankind, by children running on the grass! It is the second tear that makes kitsch kitsch."

Kitsch, The absolute denial of shit. I

Imaginemos por un instante a dos personas enamoradas. Eso no quiere decir, claro, que estén enamoradas la una de la otra. De hecho, las que me vienen a la cabeza no lo están.
Aunque bien podrían estarlo.
Anyway. Se trata de personas de niveles culturales completamente diferentes. Es decir: uno es un intelectual y otro es un palurdo, ambos tan enamorados que quieren declarar su amor. Bien, no es difícil deducir cuál de las declaraciones estará llena de referencias a voluptuosas deidades griegas o escuchimizados poetas y cuál de faltas de ortografía y estereotipadas y cutres frases de amor.
Este es el concepto, exagerado por mi parte, que, según las fuentes que he encontrado que hablaban sobre la historia del concepto y su palabra (en castellano, inglés, francés y... sí, ese párrafo de la Viquipèdia también), se intentó definir a mediados del siglo XIX en la ciudad de Múnich (as Kundera said). Las hipótesis etimológicas van desde el yiddish hasta una mala pronunciación de la palabra ingles sketch, pasando por la simple y okhámica idea de que, tal vez, sea alemán y ya está. En cualquier caso es igual, la palabra es lo menos importante.
En inicio, la palabra designaba los restos de aquel sentimentalista medio siglo romántico. Hago énfasis en “los restos”, ya que, según Broch (y a esto le seguirá una cita requerida), “the genesis of kitsch was in Romanticism, which wasn't kitsch itself, but which opened the door for kitsch taste by emphasizing the need for expressive and evocative art work.” Ahondando más en las fuentes se encuentra el concepto de “democratización”. ¡El kitsch es arte democratizado, dice aquí! Tamaña tontería.
No. Lo que los artistas que crearon el término querían decir era que aquello que escuchaban, contemplaban o mandaban construir los burgueses de la época no era arte (aquí no estoy exponiendo mi opinión sino la suya). No en el sentido completo de la palabra, vamos. A los burgueses, que se habían aposentado en el poder tras el Romanticismo -y que ahora no querían dejar: ¡Hola, Realismo!-, les gustaba escuchar óperas en italiano sobre los poderes del amor, sentirse como reyes en sus casas y, en rigor, todo lo que los intelectuales de la época no soportaban. Se parece al concepto de mainstream, ¿verdad?
Es decir: en el exagerado ejemplo que abría esta nota, la sociedad burguesa sería el palurdo de las cosas estereotipadas y los intelectuales cabreados serían el pedante -serían y son, de hecho.
Greenberg llegó a afirmar, de hecho, que (otra cita requerida) “All kitsch is academic, and conversely, all that is academic is kitsch.” En esta falacia -es una petitio principii, si el arte no es subversivo no es arte- viene a decir que todo el arte académico (desde Mozart hasta Monet) es kitsch. Según Tomas Kulka, cualquier artista académico está condenado al kitschismo.
Volviendo a parafrasear al amigo Greenberg, “succédané de culture […] destiné à une population insensible aux valeurs culturelles authentiques, mais néanmoins avide de ce divertissement que seule la culture, sous une forme ou une autre, peut offrir” -sí, cojo de diferentes fuentes y no me da la gana traducirlo, se entiende bastante bien.

Aclarado el concepto primigenio de kitsch -sin necesidad de mercaderes venecianos o siglo XVIII- pasaré a alguna anécdota simpática sobre el mismo y el uso de Kundera del concepto, que encuentro particularmente interesante.

viernes, 20 de agosto de 2010

El terror en chatroulette

No estoy hablando de mi queridísima criatura mitológica, el hombre-mapache (He conseguido encontrar una foto suya, una foto del unicornio de lo grotesco http://yfrog.com/20mapachitoj no la voy a subir directamente de manera que me salte cada vez que abra el blog, vedla vosotros bajo vuestra responsabilidad). Hablo de una campaña viral de la película ''The last exorcism''



¿Por qué hago publicidad de la publicidad? porque es una publicidad muy efectiva. De hecho, lo suficiente como para llegar a España, concretando un poco mas, a Mallorca.

Surprise!

Quest completado

Al final resultó que la persona del sms era Ana Nima, nuestra amiga gallega, compañera de blog y fan -visiblemente por ese orden. ¿Qué pretendía enviándome un sms a las diez de la mañana desde Galicia? Imagino que constatar que sigue viva. Yo qué sé, no soy adivino.

jueves, 19 de agosto de 2010

Twitter aphorism

To most Christians, the Bible is like a software license. Nobody actually reads it. They just scroll to the bottom and click "I agree."

miércoles, 18 de agosto de 2010

Post musical XVIII: El sosiego de Nadie



Melodía redentora que abre de lunes a viernes el programa de música brasileña en radio 3 llamado ''Cuando los elefantes sueñan con la música'', título que aglomera todo el mal gusto de sus integrantes y permite que el altísimo nivel de los programas sea creíble.

Post musical XVII: La furia de Nadie



Hace escasas horas estaba escuchando la maravillosa voz de esta señora, y a su vez las quejas de mis acompañantes sobre ella (entre los que se contaba el señor Tomás).

WHAT THE HELL IS WRONG WITH YOU!?

Por favor, si no os gusta el jazz no vayais a un concierto de Jazz. Argh, que furia. La furia de Nadie.

Paradoja del librero y Andersen

Una paradoja (in)útil.

Johann M. era estudiante de filosofía. Digo "era" porque ha llegado a ese momento en la vida de todo hombre en el que debes dejar de gastarte los codos y comenzar a gastarte la cara. Un buen día en el que iba subiendo por la calle de los Olmos se encontró, a la derecha, una tienda de libros de segunda mano.
-Oh, una tienda de libros de segunda mano -dice en voz alta antes de que el genio malvado le haga dudar.
En ella se halla un librito de Andersen. "Un libro de imágenes sin imágenes", reza el subtítulo -del título no se acuerda. Le hace gracia la idea de literatura pictórica, aunque al tomar el libro lo ve lleno de ilustraciones. En fin.
El librero, por encima del hombro, le pregunta si desea algo. "El precio", dice Johann. "En la primera página".
Nueve euros.
-Perdone, pero me parece una estafa -total, no pensaba volver a ese sitio-. Es un libro cortísimo. Además, por seis euros más me compro una edición de Canino con un libretín explicatorio de dieciséis páginas.
-Oh, fui a verla el otro día. El final es muy interesante -amenaza el librero-. Tanto, que cuando lo conoces, la película deja de tener gracia.
-Oh, ¿como el Sexto Sentido o algo así?
Silencio.
-Si no me compra el libro, le destripo el final de Canino.
Johann sólo tiene veinte euros.

martes, 17 de agosto de 2010

Activado nuevo quest

Hoy, al despertarme, he recibido un extraño sms matutino. "Me aburro, Tomás, me aburro. No te habré despertado, ¿ no? xD"

Creo que debería buscar algún tipo de pista sobre esto.

Cuando Ana Karenina llegó, el tren... bueno



¡COMO HE ESTADO TAN CIEGO!

Asco de vida

Hoy, en el libro de física de mi hermano pequeño pone que Newton INVENTÓ la gravedad. Este ADV es para los hombres de la antigüedad que flotaban por los aires. ADV

lunes, 16 de agosto de 2010

Anécdotas useless

Dicen que Beethoven, un día, estaba tocando para un salón aristocrático vienés. En la última fiila de butacas, muy estirados y nobles ellos, e ingenuos, dos jóvenes se dedicaban a cortejarse mediante susurros. De repente se oye un piano cerrarse, brilla un destello de agonía, y grita: "¡yo no toco para esos cerdos!"

Beethoven tiraba huevos por la ventana

Tomás Martínez Coronado ha tocado el primer compás del Claro de Luna de Beethoven. Nada más, dice modestamente. Nada menos, piensa orgulloso.

La columna del odio: cuando lo absurdo suplanta lo obvio

La verdad es que da asco que una ciudad civilizada sufra un desastre natural y de repente el aeropuerto está colapsado de ayuda cuando en muchos otros sitios no tan civilizados se mueren de hambre cada día. Ya lo sabías. És tan tópico que nos hemos acostumbrado ¿Quien en su sano juicio se preocupa del ''hambre en el mundo''? es hasta objeto de burla. Ayudar a los demás es algo muy genérico, es ante la ideterminación cuando nos lavamos las manos. Nos señalan Haití y todos a enviar SMS.

Si en Manhattan hubiese un terremoto de grado 6 y a la vez hubiese uno de grado 10 en Suráfrica, ¿Adónde irían todas las ayudas? Déjame adivinar, a Nueva York. Seria un evento mundial, otro 11-S, se harían películas sobre bomberos heroicos y el mundo estaria conmovido durante años por el suceso, velas, fotos de los fallecidos y noticiarios llenos durante meses con videos de la tragedia. Y los surafricanos... ¡Qué mas da! Algún que otro artículo en un suplemento dominical con fotos del estilo ''X pueblo tras la tragedia'', sensación de culpa durante el momento del café y asunto arreglado ¡Qué se jodan!.

¿Sabías que un humano dispone de media de 2500 metros cúbicos de agua para todo el año? Seguramente si, l (''estaba escondida donde todo el mundo podía verla'', que dirían). Pues bien, resulta que en Yemen se tienen que conformar con unos escasos 125 metros cúbicos. Y nadie hace nada. No, no os culpo, yo lo único que voy a hacer por Yemen es escribir este post, después me lavaré las manos y dormiré como un bebé, Yemen me la pela. Y Haití lo mismo, no hago distinciones entre unos y otros. Me hace mucha gracia la gente que dice horrorizada ''pero es que allí se pelean por el agua'', en Yemen hace mas de una década que se matan y no te he visto mandando un duro. Esta gente cuando manda SMS de caridad a Haití piensa ''Soy un buen tío'' .

domingo, 15 de agosto de 2010

Microrrelato XVI

Empezó a fumar para no hablarnos y murió de cáncer para no escucharse.

Sueño de siesta

Tengo que apuntarlo en algún lugar antes de que se me olvide, y el blog me parece tan buen sitio como cualquier otro, disculpen las molestias.

Estoy en la playa con unos amigos, bueno, no es exactamente la playa, estoy detras de esa barrera que separa la arena de la acera, esa muralla para invasores enanos que diferencia la ciudad de la costa.

A lo que iba, la luna está enorme, parece una montaña terroríficamente próxima, por eso me decido a fotografiarla con una cámara digital que no se muy bien donde llevaba metida. Mientras encuadro, de la luna surge una columna de luz, como un hongo de humo tras una explosión nuclear, pero ésta ilumina mas o menos una cuarta parte de la luna, en concreto, la cara que estoy fotografiando. Sigo intentando hacer la foto cuando noto que alguien me golpea el hombro y señalá el cielo... esta vez justo encima de nosotros.

Una especie de ovni con luces verdes se aproxima entre las nubes. Inmediatamente considero el ovni mas interesante que el satélite, y me dispongo a hacerle una foto (no sé porqué, pero las máquinas en mis sueños siempre van muy despacio). El ovni se va acercando hasta que se distingue su verdadera naturaleza. No es un ovni, es un meteorito. Todo el mundo empieza a correr calle arriba intentando huir, y yo, no sé precisamente por que, cojo de la mano a una amiga cercana y empiezo a correr calle abajo, nos refugiamos en el portal de un hotel cercano, apretándonos contra el muro, esperando que nos proteja del impacto.

Obviamente no lo hace, todo, el hotel, la calle y la playa se funden por las altas temperaturas en una especie de magma gris, sorprendentemente liso, que fluye lentamente en todas las direcciones. Yo y mi amiga estamos muertos, no hay cuerpo ni alma ni estupideces que lo indiquen, estamos exactamente igual que hace unos instantes, pero ambos somos conscientes de que lo estamos. Salimos de nuestro desaparecido refugio y caminamos calle arriba para comprobar si nuestros amigos han corrido la misma suerte.

Así es, tambien estan muertos, pero por lo visto estan en la misma situación que nosotros y hablan de manera distendida en un bar-isla en medio del mar de roca fundida, nos acercamos, nos sentamos, y recuperamos la conversacion por donde estaba antes de que un trozo de luna destruyese cuanto veiamos.

La muerte es algo de lo que no se puede huir y que carece de importancia. Es el cliché gracias al cual he podido recordar el sueño (sin referencias de ningún tipo, se me rompen al intentar recordarlos)

Columna del odio: cuando lo simbólico suplanta lo real

Ayer un tipo, en la cafetería me abrió la puerta para que pasara yo primero. Fue absurdo. No soy cojo, ni viejo ni estoy embarazada, que yo sepa. Para colmo sería de mi edad, no un chiquillo repipi "bien educado". ¿Qué necesidad había? Quien llegue primero que pase primero. No me voy a herniar por abrir solito la puerta. Pasé diciendo gracias y mientras tomaba el café en la barra no dejé de observarle con desconfianza. Porque alguien que abre una puerta a un desconocido probablemente piense: joder, que bueno soy, abro la puerta a desconocidos. Y un tipo así es realmente peligroso. No es el primero que conozco que se convence a sí mismo, a golpe de pequeños gestos, de que es un santo. Abro la puerta a un desconocido, ergo soy un buen tío. Invito a pasteles a los del curro por mi santo, ergo soy un buen tío. Me acuerdo de enviar un sms por el cumpleaños de un viejo amigo de la escuela al que hace años que no veo, ergo soy un buen tío. ¿Y qué ocurre con las cosas importantes, las que demuestran si eres de verdad un buen tío? Esas, quizá, se les olvida hacerlas. Lo dicho, conozco a varios. Los periódicos, últimamente, hablan de tipos parecidos llamados curas. Rezan a Dios y hacen misas y comulgan, ergo son buenas personas. Si luego obligan a niños a tragarse su semen, bueno, eso son cosas secundarias. Mañana abrirán la puerta a un desconocido y se dirán orgullosos: joder, soy un buen tío.

Muertos vivientes

Me encanta esta web xD

viernes, 13 de agosto de 2010

Post musical XVI



Vuelta a los posts rutinarios. Esto si, con Hendrix.

Microrrelato XV

Tiene una discusión muy fuerte por teléfono.

Se mira en un espejo mientras grita.

Se sonríe, muy poco.

Episodios inquietantes: Zombis nazis

Ayer fui a ver una película noruega muy mala sobre nazis zombies. Me hacía gracia la idea, nada más. (Admitir debo que tiene trozos muy majos.)

Hoy, mientras me dormía, no dejaba de tranquilizarme pensando: "Tranquilo, Tomás, en Mallorca nunca hubo invasión zombie."

miércoles, 11 de agosto de 2010

Microrrelatos de La Esquina

Un expositor de museo que contiene varios tomos de celulosa tapizados por hormigas negras. Son aburridos e ininteligibles, y la gente pasa de largo o los mira con curiosidad, por encima del hombro o llenando de vaho la vitrina.
La vida transcurre sin pena ni gloria en un museo, y sus cultos visitantes -o alumnos aburridos en una excursión escolar- son el pan nuestro de cada día, aún cuando no se recuerde el porqué de la expresión.
Cuando la cultura de la información lo iguale todo, los museos se llenarán del polvo acumulado sobre el saber de otras épocas.

El Segundo Advenimiento de Nuestro Señor fue bastante menos emocionante de lo que se había predicho. Quiero decirm los musulmanes tenían razón, los judíos estaban contentos y la cantidad de iglesias cristianas estaba difuminada buscando canapés sobre los elegantes gabinetes de los consejos ecuménicos.
Ya nadie recordaba las causas de los cismas: ¿cláusula filioque? ¡ni Lutero ni hostias! Es sólo que no nos cae bien el Papa.
De todas formas, ahí estaba Él. Y allí estuvo durante un buen rato. Sentado en una vieja butaca. De repente, alguien dijo algo sobre Santa Claus. El mundo no duró mucho más.

No era buena idea juntar a Karloff y Lugosi en la misma habitación. Tim Burton ya nos convenció de ello en su momento. Pero como por mucho que avance el mundo, nosotros somos los mismos, a alguien se le ocurrió juntar los cadáveres resucitados de Karloff y Lugosi en el plató de El diario de Ankh-Morphok, el único programa de televisión más fácil de sintonizar que de pronunciar del momento.
La tele eran en 3D, claro. Las gotitas de sangre coagulada eran frescas como gotas de rocío.
Todo avanza menos en la cama. Dormir sigue siendo la misma mierda desde el siglo XI.

París, la Avenida de los Campos Elíseos. Manel, antiguo maestro jedi, es ahora jardinero. Jardinero neurótico, para más señas -su jefe está preocupada porque afirmaba haber tenido un affaire con una de las gemelas de una conocida película de Stanley Kubrick, aún cuando estaba prometido con la otra.
-Busca el fetiche de los zombies -le dijo, para que le perdonara. Así, sin más.
Menos mal que era un maestro jedi, dijo mientras esperaba el ascensor. De repente éste llegó, las puertas se abrieron y él se llenó de sangre.
Gracias a lo cual, lo encontró: evidentemente, cerebros. Eso curó su neurosis, junto con la costumbre de pensar. Así fue como entró en el convento de las sadocarmelitas del Santo Cristo de la Viciosidad (cita requerida por las reglas del juego). Como hombre objeto, sí.

Un vibráfono. A Mr. Hyde le hacía gracia el nombre de ese instrumento. El Dr. Jekyll, sencillamente, no lo pillaba. La rana Gustavo... ¡en fin! ella era vibrafonista, motivo por el cual acogía con recelo cualquier chiste sobre el nombre de su instrumento.
-Eh, Jekyll, ¿te apetece rodar una peli? -dijo Hyde.
-No, prefiero meterme una raya de coca -por alguna razón, la gente seguía pensando que él era el bueno. La rana Gustavo asintió.
Nueve meses más tarde, nació ella. Una pena, porque también se acabó el mundo.

martes, 10 de agosto de 2010

Microrrelato

-¡Me has puesto los cuernos con otra! -le espetó él.
-¡Eres un intolerante! ¿Y qué si soy lesbiana? -se defendió ella.
Él se tiró por la ventana.
Ella le cayó encima.

domingo, 8 de agosto de 2010

Des Güell a Lluc a peu

Hay adjetivos entre divertidísimo y potencialmente mortal que describen bien lo que he pasado allí. He estado diez horas caminando sin sentarme siquiera. Al llegar, los seis primeros kilómetros de montaña los he hecho cantando y bailando. Luego casi me muero.

En fin, pero he llegado.

viernes, 6 de agosto de 2010

Ay, qué malditas ganas.

Frustratio

Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
Te gustaría ir a Ibiza? Di FIESTA
Tenéis suerte de que hable con vosotros. Cabrones. dice:
conoces el experimento de la Habitación China?
Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
No, pero si quieres hablar en inglés agrega a mi hermana alice@worldofalice.com o si quieres hablar en holandés agrega a mi otra hermana alice@worldofalice.nl
Tenéis suerte de que hable con vosotros. Cabrones. dice:
no, mira
Tenéis suerte de que hable con vosotros. Cabrones. dice:
no lo entiendes
Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
esta bien
Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
De acuerdo
Tenéis suerte de que hable con vosotros. Cabrones. dice:
se trata de un importantísimo experimento sobre Inteligencia Artificial
Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
Efectivamente lo soy, aprendo constantemente de todas tus conversaciones, así puedo contestar a tus preguntas mejor y mejor :D
Tenéis suerte de que hable con vosotros. Cabrones. dice:
un experimento mental
Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
1
Tenéis suerte de que hable con vosotros. Cabrones. dice:
...
Alice - Las cartas del mago saben tu futuro... Di PRESAGIO dice:
oh!

jueves, 5 de agosto de 2010

Remember me (o La época en que Robert Pattison tenía dignidad)

-... ¿tú sabes a qué día me enfrento...? Con 22 años, Gandhi ya tenía tres hijos; Mozart había compuesto 30 sinfonías... y Buddy Holly ya había muerto. Una vez dijiste: "Nuestras huellas dactilares no se borran de las vidas que tocamos." ¿Eso es cierto para todos? ¿O sólo era una chorrada poética?

Un fragmento de un fragmento mayor

Aparcan. Los indicios que ven chillan que nadie ha tenido la misma idea ese día. El párking parece construido por Dédalo, así que Daniel se pregunta si encontrarán al Minotauro a la vuelta de la esquina. Avanzan libremente sobre líneas blancas que debían contener coches pero sobre las cuales sólo se arremolinan hierbajos sesgados por el viento. Parece que va a llover.
-Mierda, era la primera vez del mes que sacaba el coche -se lamenta Ernesto, su abuelo.
-Es día cuatro -responde lacónicamente su nieto.
-Oh, ¿ya es agosto?
Sí, aunque mirando el cielo cualquiera lo diría: un amplio abanico de grises se extiende por lo que en esa época del año acostumbra a ser de un azul celeste tan naif que Daniel prefiere que esté así. “El cielo sobre Minas Morgul”, como suele decirse. O como solía decirse, en una época de su vida en la que leía a Tolkien y demás narrativa fantástica.
Como simbolizando que ya no está en esa edad, la desgarrada voz de Janis Joplin les da la bienvenida a un conjunto de coherencia arquitectónica dudosa por el que no pasea ni un alma: el Festival Park.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Microrrelato XIV

Mientras suena el himno de su nación, el atleta entona una letra improvisada que trata sobre supernovas y guerreros de aluminio.

Microrrelato XIII

Se vieron obligados a matar al unicornio, cogieron los martillos con lágrimas en los ojos.

lunes, 2 de agosto de 2010

Bananas in pyjamas



No sé por que clase de lógica infantil, antes me parecía completamente normal la transición de un opening 2D y un show con dos seres humanos enfundados en trajes de felpa con forma de banana con pijama. Concepto ya de por si delirante. Igualmente, esto iba a ser un post musical. Disfrutad de la locura.

domingo, 1 de agosto de 2010

Una columna del odio escrita en tierras francesas: Anne Morrison

Nosotros, como la inmensa mayoría de los humanos, no somos inmunes a los placeres que la perversión, en las más sensuales formas, nos proporciona. Un rasgo más distintivo es que, en realidad, tampoco queremos serlo.
De esta manera, no sería yo un admirador de Fígaro, ni traviesa mi mente, sin que aún de retiro me dedicase, en algún porcentaje de mi tiempo vacío en el sur de Francia, al odio como forma de expresar mi repugnancia.
Estando yo, como digo, aburrido y ojeando la red, encontré por casualidad la página de una muchacha más joven aún que yo que ha decidido jugar el rol de novelista. De mala novelista, formal y materialmente hablando: esto es, su estilo es tan poco elaborado como su historia, la cual consiste en una serie de tópicos mal encajados uno detrás de otro -él la quiere, pero como es una bulímica sin remedio, huye a Londres a intentar olvidarla.
Por otra parte, no tendría esta crítica mía validez alguna si no hubiera pasado horas al ordenador dejándome los ojos y el buen gusto en esa ofensa novelística, cosa que no he hecho ni pienso hacer por motivos de higiene mental.
Así pues, sano sería si, dejando de lado la pereza, intentase hacerle l competencia con algo que sí valiese, más o menos, la pena. Sin embargo, como se viene diciendo, "vuelva usted mañana."