Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

jueves, 5 de agosto de 2010

Un fragmento de un fragmento mayor

Aparcan. Los indicios que ven chillan que nadie ha tenido la misma idea ese día. El párking parece construido por Dédalo, así que Daniel se pregunta si encontrarán al Minotauro a la vuelta de la esquina. Avanzan libremente sobre líneas blancas que debían contener coches pero sobre las cuales sólo se arremolinan hierbajos sesgados por el viento. Parece que va a llover.
-Mierda, era la primera vez del mes que sacaba el coche -se lamenta Ernesto, su abuelo.
-Es día cuatro -responde lacónicamente su nieto.
-Oh, ¿ya es agosto?
Sí, aunque mirando el cielo cualquiera lo diría: un amplio abanico de grises se extiende por lo que en esa época del año acostumbra a ser de un azul celeste tan naif que Daniel prefiere que esté así. “El cielo sobre Minas Morgul”, como suele decirse. O como solía decirse, en una época de su vida en la que leía a Tolkien y demás narrativa fantástica.
Como simbolizando que ya no está en esa edad, la desgarrada voz de Janis Joplin les da la bienvenida a un conjunto de coherencia arquitectónica dudosa por el que no pasea ni un alma: el Festival Park.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Holololo. Soy Irina. Ya sé que nos caemos mal, pero me pareció gracioso comunicarte que, por casualidades de la vida, llegó a mis manos "La insoportable levedad del ser". Fue chistoso leerlo porque ese Tomás y tú no tenéis pero que nada en común. Y me sigo preguntando por qué me dijiste que me parecía a Sabina. La tal Sabina me cae bien y he decidido que si tengo una hija la llamaré Sabina, porque es además un nombre muy bonito, aunque Joaquínn Sabina ya se apellida Sabina, pero bueno, lo pillarán los intelectuales. ¡Jojojo!
El libro es excepcional, así que menos mal que te pusieron Tomás por ese Tomás, porque de lo contrario no me hubieras hablado del libro y yo nunca habría tenido el placer de leerlo. Bueno, quizá si hubiera conocido a otro Tomás llamado Tomás por el Tomás del libro...

PD: Feliz, feliz no cumpleaños.

Sir Thomas Malory dijo...

Qué maja. La Broma también es muy bueno, aunque no tanto.