Las Citas de la Semana


"No puede decir que lo haya comprendido todo. Probablemente, ahora está más confuso que nunca. Pero todos esos momentos que ha contemplado... algo ha sucedido. Los momentos parecen cosas físicas en su mente, como piedras. Al arrodillarse, acercándose a la más cercana, pasando su mano por ella, descubre que es suave y está ligeramente fría.

Comprueba el peso de la piedra; ve que puede levantarla, y también las otras. Puede colocarlas juntas para crear unos cimientos, un dique, un castillo.

Para construir un castillo del tamaño adecuado necesitará muchas piedras. Pero con lo que tiene ya, parece un comienzo aceptable."

Braid

domingo, 19 de septiembre de 2010

Jack entre los Corsarios de Berbería, un spoiler tras otro por si alguien no quiere leerse El Ciclo Barroco

Neal Stephenson


-¿Qué más te da? -preguntó el señor Foot unos minutos después, mientras la violación anal de su antiguo socio comercial no mostraba signos de terminar pronto. El barril que servía de apoyo al señor Vliet se había desplazado lentamente por la cubierta de Las llagas de Dios hasta quedar alojado contra una barandilla, y ahora resonaba como un tambor-. De todas formas no te queda mucho en este mundo.
-Si alguna vez visitas París, puedes plantearle la pregunta a St. George, mort-aux-rats -dijo Jack-. Me enseñó un par de cosas sobre los modales correctos, tengo una reputación, ya sabes...
-Eso cuentan.
-Tenía la esperanza de que tú, o cualquiera de los hombres más jóvenes, mostrase algo de valor y se convirtiese en jenízaro, y que un día regresase a la Cristiandad, y contase el relato de mis hazañas contra los corsarios de Berbería. De forma que todos supiesen cómo terminó mi historia, y que terminó bien. Eso es todo.
-Bien, la próxima vez pronuncia bien -dijo el señor Foot-, porque literalmente no entendíamos una palabra de lo que decías.
-Sí, sí -respondió Jack, con la esperanza de que no le encadenasen al mismo remo que el señor Foot, que ya empezaba a ser un aburrido. Suspiró-. ¡Es una prodigiosa follada por el culo! -se maravilló-. ¡Como sacada de la Biblia!
-¡No hay folladas por el culo en el Buen Libro! -dijo un escandalizado señor Foot.
-Bien, ¿cómo voy a saberlo? -dijo Jack-. ¡Apártate! Pronto estaré en un lugar donde todos leen continuamente la Biblia.
-¿El cielo?
-¿A ti te parece el cielo?

No hay comentarios: